COSTAS

Trasladan a Policía, Acemsa y Empresa de Alumbrado la orden de cese de actividad del 'Spoon'

Trasladan a Policía, Acemsa y Empresa de Alumbrado la orden de cese de actividad del 'Spoon'
Imagen del chiringuito de La Ribera.
Imagen del chiringuito de La Ribera.  

La Administración General del Estado ha comunicado este lunes a las Fuerzas de Seguridad (Policía Local y Guardia Civil) y las empresas proveedoras de suministros básicos (Acemsa y Empresa de Alumbrado) la orden de precinto y corte para suspensión del uso y actividad que la delegada del Gobierno firmó el pasado 8 de agosto sobre el chiringuito 'Spoon' de la playa de La Ribera como presuntas "instalaciones ilegales en explotación".

El artículo 103 de la Ley de Costas establece como procedimiento que frente a "instalaciones en explotación" el órgano competente "dispondrá la suspensión del uso o actividad indebidos, una vez desestimadas, en su caso, las alegaciones pertinentes" y que "se podrá proceder al precinto de las obras o instalaciones". También dice que las empresas de servicios "suspenderán el suministro a requerimiento de la Administración".

La Delegación del Gobierno expedientó a través de Costas a los propietarios del local hostelero ubicado más cerca de las dependencias del Club Natación Caballa, por ocupar más del doble de la superficie que se les autorizó a disponer sobre la arena. Según informó Ceutaldia.com en julio, la autorización contemplaba para el 'Spoon' un total de 150,94 metros cuadrados de ocupación: 29 con un inmueble para cocina y otros servicios, y el resto (algo más de 120) para toldos, hamacas, mesas...

Los informes técnicos elaborados sobre el tamaño final del chiringuito han cifrado, sin embargo, en 343 los metros cuadrados realmente ocupados, "casi 160" solo de inmueble, con lo que se excedería tanto la concesión concreta como el máximo que permite la ley para un espacio cerrado de esa naturaleza.

El plazo de alegaciones se consumió y el expediente ha incluido también un dictamen de la Abogacía del Estado que, según las fuentes consultadas, respalda la instrucción del expediente, incoado para "restituir la playa a la situación original conforme a Derecho". Desde la sociedad gestora del negocio han declinado efectuar ninguna declaración.

El 24 de mayo, en plena obra, la Administración General del Estado ya requirió a los promotores que cumpliesen diversas condiciones del título concesional como aportar la fianza, liquidar el impuesto patrimonial y el replanteo de obras sobre el proyecto de Miguel Ángel Amador.

El 17 de junio se tramitó la iniciación de procedimiento sancionador y una orden de paralización que nunca se materializó por la ejecución "no autorizada" de obras e instalaciones con una presunta vulneración de lo establecido en la Ley de Costas. Las medidas solicitadas entonces también fueron la paralización, precinto y el corte de suministros, pero lejos de ejecutarse el chiringuito empezó a operar.