SINDICAL

UGT abandera el combate contra la clase política y en favor de los empleados públicos de la Ciudad

UGT abandera el combate contra la clase política y en favor de los empleados públicos de la Ciudad
Vega y Ramírez, este lunes, en rueda de prensa.
Vega y Ramírez, este lunes, en rueda de prensa.  

La Sección Sindical de UGT en la Asamblea ha esgrimido este viernes la bandera del combate contra la estructura política de la Administración autonómica en favor de los empleados públicos de la Ciudad. Juan Vega y Antonio Ramírez han desgranado ante los medios las enmiendas del sindicato al proyecto de Presupuestos de la Ciudad para 2019, entre las que han incluido una para exigir, como Ciudadanos, que los cargos que son funcionarios en servcios especiales (como el presidente, Hachuel, Carreira, Deu...) dejen de cobrar el plus de residencia, que el interventor o la secretaria general no puedan seguir cobrando aparte por ir a los Consejos de Administración de sociedades municipales o que se obligue a no tener más de 25 puestos 'a dedo'.

Ramírez ha detallado la oposición frontal de UGT a que la Ciudad disponga de más eventuales que concejales (25) y ha asegurado que actualmente tiene "60 ó 70", aunque en realidad son 42, ha exigido que los funcionarios que van a los órganos rectores del sector público periférico dejen de cobrar aparte "por hacer su trabajo" y ha denunciado que el pago de la indemnización por residencia a los políticos funcionarios es una "trampa" y un "truco" que les permite disparar sus remuneraciones por encima de los límites legales.

En contraposición, el sindicato ha reclamado que el Gobierno deje de ser "cicatero" con su plantilla y que restablezca las aportaciones al Plan de Pensiones, que dote adecuadamente la partida para jubilaciones anticipadas (teniendo en cuenta que al menos diez policías locales tomarán ese camino en breve con derecho a unos 30.000 euros por cabeza), que la partida para gastos sociales se lleve al menos a 600.000 euros y que las subvenciones deportivas no se limiten en Bomberos a un Club sino que se extiendan a todos los efectivos.

UGT también quiere que se cree un mínimo de seis plazas de ingeniero de Edificación para permitir la promoción de los aparejadores y que se cree el Cuerpo General de Gestión para hacer lo propio con los administrativos "igual que en el resto de España, Melilla incluida".

El sindicato también ha solicitado que la partida para la concertación de seguros de responsablidad civil se incremente en 20.000 euros y que así se pueda contratar uno para los técnicos de la Consejería de Fomento.