FALTA PERSONAL

UGT acusa de dejación de funciones al superintendente de la Policía Local y pide una investigación

UGT acusa de dejación de funciones al superintendente de la Policía Local y pide una investigación
Sebastián Vega, superintendente Policía Local.
Sebastián Vega, superintendente Policía Local.  

Hace solo uno días el sindicato de Policía Local de la FeSP-UGT denunció la “gravísima dejación de funciones” que hizo el superintendente, Sebastián Vega al situar en la Central de Comunicaciones a agentes ajenos al servicio, sin la formación necesaria, sin acceso a los ordenadores y demás sistemas de comunicaciones, lo que, a juicio del sindicato, “es de extrema gravedad por el riesgo al que somete a los agentes y a los ciudadanos que requieren del Servicio”.

Una situación que ha vuelto a repetirse. “Este fin de semana la Central ha vuelto a ser atendida por un funcionario adscrito a la Unidad de Seguridad Ciudadana, que no pudo acceder a los programas informáticos al carecer de usuario y clave, algo imprescindible para este trabajo. Esto de por sí ya supone una gravísima negligencia por su parte, que solo puede ser explicada por una absoluta incompetencia”. Una falta de persona que, añaden desde UGT, de la que ni siquiera estaban avisados en la Central: “Este asunto adquiere tintes de extrema gravedad cuando los operadores se percatan que han finalizado su jornada de trabajo y no llega ningún compañero para relevarlos. Intentan comunicárselo a la Jefatura para su conocimiento, resultándoles imposible ya que no les cogen el teléfono”. 

El SPL-UGT quiere destacar la gran profesionalidad de estos funcionarios que operan en la Central de Comunicaciones de la Policía Local, “doblando incluso jornadas cuando ha hecho falta sin que jamás haya existido el más mínimo problema y dando cobertura a sus compañeros que prestan servicio en las calles de la Ciudad, que se han podido ver en grave riesgo al estar incomunicados por la grave ineptitud del Superintendente que además, desde el primer día ha mostrado una actitud hostil hacia estos servidores públicos”.

Amenaza de represalias

UGT denuncia además “las presiones hacia varios compañeros operadores de la Central de Comunicaciones, que por no plegarse a las exigencias de cambios de turnos que tenían asignados, cuando ya tenían organizado su descanso y sus planes de conciliación familiar, han sido amenazadas con distintas represalias por parte de la Jefatura”.

Desde el Sindicato de Policía Local de la FeSP-UGT exigen una investigación a fondo de todos estos hechos que pensamos son de extrema gravedad y se abra el correspondiente expediente informativo para que se depuren responsabilidades.