70.000 AL AÑO

UGT rechaza la "obscena" política retributiva de la Ciudad con los gerentes de las sociedades municipales

UGT rechaza la "obscena" política retributiva de la Ciudad con los gerentes de las sociedades municipales
Varios gerentes, en una imagen de archivo.
Varios gerentes, en una imagen de archivo.  

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores (FeSP-UGT) de Ceuta ha "rechazado" este sábado en un duro comunicado de prensa "la política de Personal tanto en la propia Administración Local como en los organismos autónomos y sociedades municipales que aplica un gobierno, el de Vivas, instalado en una deriva de ineficiencia, ignominia y falacia cuya única preocupación es utilizar la excusa de la autonomía para colocar cada vez a más correligionarios y cada vez con mejores sueldos, cosa que no es de extrañar ya que el propio presidente se encuentra entre los políticos mejor pagados de España".

Mientras, ha contrastado el sindicato, "más de un tercio de la plantilla está en estado de precariedad laboral; a algunos incluso trabajadores discontinuos muchas veces no les llega para cobrar el paro mientras no trabajan; los sueldos están congelados con una pérdida de poder adquisitivo del 15% solo desde 2012; las ofertas de empleo público para cubrir las necesidades de atención al ciudadano son raquíticas; y las aportaciones a los planes de pensiones de los trabajadores, inexistentes".

En ese contexto, que Jacob Hachuel piense subir un 40% las retribuciones del gerente de Amgevicesa, Antonio Díaz, para equipararlo al 'club' de sus homólogos que cobran 70.000 euros al año "no deja de ser una anécdota dentro de la política de este Gobierno, cuyos miembros empiezan a verse un día sí y otro también declarando en los juzgados".

Igual, por lo menos, de obsceno sería el nombramiento del nuevo gerente del Parque Marítimo, "con un importante déficit, una plantilla sobredimensionada y un director con un sueldo bastante importante", nombrado "para que cobre también 70.000 euros y vaya a bañarse todos los días del verano". Como la designación de Doncel en Emvicesa. Y la de Acemsa. "Entonces no se rasgaron las vestiduras pero todos los casos son igual de obscenos", ha destacado FeSP-UGT.

Que se nombren gerentes "con sueldos astronómicos en sociedades deficitarias, sin conocimientos ni experiencia de gestión, ni requisitos de ningún tipo", que los directores generales se multipliquen como setas ("tenemos ya más que el Gobierno de Rajoy") y que haya "15 ó 20 viceconsejeros" ocurre "mientras despiden a trabajadores de 'Arasti Barca', a la limpiadora del Instituto de Idiomas no se le pueden completar dos horas de jornada para que pueda limpiar unas instalaciones que son el doble de las anteriores y a los vigilantes de colegio se les echa en verano, en Semana Santa y en Navidad porque no hay dinero para ellos".

"Lo que pasa aquí es que hay técnicos y altos funcionarios de la Ciudad que informan de acuerdo con estos criterios: no hay cien euros para una limpiadora y si hay 5.000, o 1.500 de subida para un gerente porque los puestos más importantes de cualquier Ayuntamiento, el de Secretario General que tiene que velar por la legalidad y el de Interventor que tiene que velar por el control presupuestario llevan más de 15 años vacantes", ha señalado FeSP-UGT.

Sus actuales ocupantes no tienen, según la central, "ni la titulación ni la capacitación profesional ni la independencia necesarias para desempeñarlos pero lo siguen haciendo con gran satisfacción del presidente, a cuyo servicio están ante la pasividad de todos los diputados de la Asamblea, especialmente los de la oposición, que no dicen nada ante el hecho de que la legalidad y el control presupuestario lleven en estas manos tantos años y, por cierto, con unas retribuciones escandalosas y encima cobrando dietas de las Sociedades, hecho ya denunciado por el Tribunal de Cuentas".

Los ugetistas han exigido a Vivas que, como mínimo, "regule las retribuciones de los gerentes dejando de pagar sueldos desorbitados que llevan a los que cobran menos a pedir la equiparación e implante gerentes con criterios profesionales y sueldos de Ceuta, allí donde verdaderamente haga falta y que se olvide de colocar más correligionarios y se ponga a trabajar verdaderamente por los graves problemas que están atravesando los ciudadanos de Ceuta". "Dirán que esto es demagogia; ahora llaman así a la decencia", ha terminado.