ESCUCHAS

Trabajos, empadronamientos, taxis, "el conejo de Adelaida"... Los otros "chanchulleos" del 'caso Emvicesa'

Trabajos, empadronamientos, taxis, "el conejo de Adelaida"... Los otros "chanchulleos" del 'caso Emvicesa'
Las escuchas a los móviles intervenidos por la Policía desvelan todo un mercado de favores.
Las escuchas a los móviles intervenidos por la Policía desvelan todo un mercado de favores.  

En los más de 5.000 folios del sumario se "chanchullea" con mucho más que viviendas de protección oficial. Puestos de trabajo, un hueco en los Planes de Empleo, la plaza del portuario que dicen que se jubila, empadronamientos fraudulentos o licencias de taxi se cuelan en las conversaciones grabadas por la UDYCO. Todo parece estar en venta o ser susceptible de trueque en el entorno de los investigados por el 'caso Emvicesa'.

Las conversaciones intervenidas por la Policía en la investigación del 'caso Emvicesa' revelan un 'mercado negro' de "favores" que va mucho más allá de las viviendas en los círculos de poder de la ciudad: contratos en el Plan de Empleo y en empresas privadas, problemas con Aduanas, licencias de taxi, empadronamientos, contrapesos dentro y entre partidos...

A.A.M., uno de los presuntos 'intermediarios' de Antonio López, quien dice controlar a más de 200 afiliados del PP ceutí supuestamente consigue la promesa de Alberto Solano, gerente del Hotel Puerta de África, de dar un trato de favor para las dos personas en una inminente Bolsa de Trabajo. Solano, a cambio, “le pide a que esté pendiente con los movimientos internos del PP, ya que el próximo año se esperan las primarias del partido, y temen que haya un movimiento alternativo para desbancar al actual presidente Vivas”, explica el sumario, al que ha tenido acceso Ceuta al Día.

Así queda reflejada en una de las grabaciones en las que el investigado llama a Alberto Solano:

A. Te iba a decir una cosa, lo que me dijiste, sale en enero ¿no?

B.- En enero, sí, quiero abrir la bolsa.

A.- Venga, pues hablo contigo mañana ¿qué te iba a decir? Adela se la han traído aquí a Hadú ¿no?

Un mensaje que A. se apresura a trasladar a una mujer, identificada como Fátima, beneficiaria del presunto ‘enchufe’:

A. Mira, mira, no se lo digas a nadie, tengo ese amigo mío, Alberto, Alberto del Hotel Tryp, va a abrir una bolsa de camareras y de las que preparan las habitaciones, sábanas. (…) Yo le voy a decir que te meta, le voy a decir que lo que me va a dar, porque yo los tenía para dos pero esta para ti, si quieres te lo digo delante tuya, te lo juro.

F.- Si Dios quiere.

A. Baja a verle, para que veas que no miento, dile que A.A.M. ha hablado contigo.

Y no sólo se buscan influencias en el sector público, también en la empresa privada. Y de nuevo es A.A.M. quien lleva la voz cantante en las llamadas interceptadas:

A.- Escucha, tengo una buena noticia.

H.- Dime

A.- Dime, que ese colega mío que mete a gente, Emilio Carreira, Emilio Carreira, vente, vente a por mí, ha metido a uno, acabo de encontrármelo en Urbaser, lo ha metido, me ha llamado, me lo he encontrado, le he dicho enhorabuena, me ha dicho, se la he liado a fulano, fulano y me han metido, eso de Urbaser es del judío.

barcelo mira movil300pxUna relación de estrecha amistad de la que el investigado presume reiteradamente, “que le ha hecho varios favores y que intercederá en su favor para conseguirle un empleo en Urbaser o en el Plan de Empleo”, interpreta la Instrucción:

A.- Buenas noticias, me he encontrado a uno de esos de los que emplea Monchi, uno andando que venía con la ropa, que venía así, pum pum pum, le he llamado y me ha dicho que le ha metido Emilio Carreira y Emilio Carreira es mi amigo, me ha dicho que lo ha metido Emilio Carreira

H.- ¿De verdad?

A.- Emilio Carreira es mi amigo, él (ininteligible) Monchi, él lo ha mandado a Monchi, lo han mandado al transfer, transfer, esos que friegan y secan

H.- Sí, ahí los mandan, ahí está muy bien

A.- Voy a ver si te manda ahí o te manda nueve meses del plan de empleo

H.- Donde sea, donde sea.

A.- Pues ya te digo, yo voy a hablar con él, es mi amigo, tú mismo vas a ver como hablo con él, te meto dentro conmigo y con él.

H.- Aparcamos y entramos.

A.- Entramos tú y yo, en la tercera planta, él es el jefe, yo le he ayudado, le he hecho favores, los favores que le he hecho, le voy a decir que me lo devuelva, el favor que le he hecho yo es peor, lo tuyo no es nada, el favor que le he hecho yo no veas, le he bajado a un montón de gente para que le voten, por él.

H. La harías muy buena, 

A., hermano.

Llamadas en las que la Juez de Instrucción ve indicios de las intenciones de A.A.M.:  “Se interpreta que A.A.M., a cambio de dinero, promete encontrar trabajo a personas, valiéndose de sus contactos con políticos de la Administración local, si bien, en estos momentos no se puede determinar que haya conseguido tales promesas”.

 

Planes de Empleo

Hablando de favores, en el sumario del 'caso Emvicesa' emerge como factótum el actual asesor de Vivas y ex gerente del PP Jesús González Barceló, por cuyo teléfono móvil pasan todo tipo de peticiones y gestiones, a veces exitosas y a veces no. Tanto que para la Policía "se encuentra en una línea limítrofe muy pequeña entre lo que se establecería como presunto delito de tráfico de Influencias y lo que él mismo llama 'favores".

Al también ex diputado entre 2011 y 2015, que en sede judicial aseguró haber pedido a Vivas, Márquez y Román desde hace al menos seis años que destituyeran a López porque las VPO se estaban "comprando", le llamaban y telefoneaba para casi todo. Por ejemplo, para conseguir contratos en los Planes de Empleo. Así dialogaban Justo Ostalé (gerente del Hospital con quien tenía un contacto "diario") y González Barceló:

J: Dime Justo

GB: Que se me ha olvidado decirte, que quien lleva el plan de empleo de este año

J: El Jacobo Hachuel, tu amigo Jacobo

GB: ¿Y ese es el que lo lleva?

J: Bueno vamos a ver, ese es el consejero, el que lo lleva es la Adelaida, pero su consejero es él.

GB: Pero si lo lleva Adelaida , prefiero hablarlo con Adelaida. Y no comprometer a Jacobo

J: Si... Es Adelaida la que lo lleva directamente literalmente es él, pero claro ella le tiene que dar las explicaciones a Jacob, pero vamos Adelaida hace lo que le sale del conejo. Te lo aseguro.

 

Policía Portuaria

Enchufes que, en ocasiones, tienen un precio. Así se deduce de otra llamada interceptada en la que un ciudadano anónimo, al que la investigación no ha podido identificar, se interesa por la plaza de un Policía Portuario a punto de jubilarse y por la que “hay 12.000 euros sobre la mesa”. De nuevo, el espiado por la Policía es A.A.M.

 

Licencias de taxi

Techo, vivienda o incluso licencias de taxi… Cualquier cosa gestionada por la Administración era posible a través de este difuso mercado negro en el que siempre alguien conoce a alguien o dice conocer a alguien, que puede echar un cable desde su posición de poder, aunque ese poderoso rara vez aparece en las conversaciones o realmente acabe haciendo el favor. Conversaciones que ponen en solfa que el problema es endémico y que muchos creen que así funcionan las cosas en la administración pública.

juan bravo verticalQuizás por eso destaca cuando se encuentran con un hueso, como en el caso del diputado Juan Bravo, quien "capotea" una petición de enchufe para el servicio de seguridad del nuevo centro penitenciario y a quien se pone como ejemplo de político honrado. Quien se lo pedía en este caso no era un un conseguidor de los que vienen y van y dicen conocer gente, controlar gente, era el ex gerente del PP y ex diputado en la Asamblea de Ceuta, Jesús González Barceló.

La Policía interpreta que el resultado de la conversación "pone la parte positiva y honrada de un político (Juan Bravo) frente a otro del que se verifica constantemente el 'chanchulleo' de las gestiones que quiere conseguir, es decir, falta de rigor político y moral". González Barceló, que decía trabajar en la creación de un "partido rifeño" para "dividir" el voto a Caballas y el MDyC, también se ofrecía a mediar ante responsables de Aduanas, la Guardia Civil, Delegación o la Seguridad Social.

"Otro asunto", completa el retrato la Policía, "sería cómo a una señora con la que mantiene una estrecha amistad le echa en cara que él le ha conseguido un puesto de trabajo como jefa de un departamento en el Hospital Universitario conseguido a través de multitud de gestiones realizadas".

A veces triunfaba, a veces no. Pero lo intentaba, siempre "graaaatis", según remarca reiteradamente. González Barceló, en su día compañero de bancada de López, aceptó indagar por encargo de un tercero en pos de una licencia de taxi, eso sí, dando un rodeo a Adela Nieto, responsable del área y con quien no se habla. Para evitar la negativa de Nieto, el investigado decide intentarlo a través del “marido”, quien le debe “unos favores”:

M: Que pasa Jesús, ¿cómo estamos?

J: Mohamed

M: Qué pasa cómo estas hermano

J; Si, escúchame, lo del taxi efectivamente esto lo lleva la Adela Nieto

M: Si

J: Porque me lo ha dicho Susana, y es el ejercicio, el rollo este que hacen esta gente, el callejero o como va a ser a primero de año

M: ¿A primeros de año no?

J: Sí

M: Vale, ¿entonces no hay nada antes del año no?

J: No, no antes de primero de años no. Me lo ha dicho Susana Román porque ella ha llamado a la otra porque como yo no me trato, tú sabes

M: sí sí sí

J: Yo la he utilizado a ella en medio , porque yo como que no me trato, ehhh.. Con el que si tú quieres vamos, ¿es ‘pa’ ti o qué?

M: No, yo me voy a examinar, pero yo más o menos lo tengo controlao, pero tengo hay a X, y X no controla

J: Ya ya... Hombre yo ‘pa’ ti sí, porque le puedo hablar al marido , al marido los otros días le hecho yo un favor en el hospital, me entiendes, para que pudiera subir a la UCI,. Yo le he hecho un favor y entonces yo voy a llamar al marido y le digo ‘quillo’ Antonio que necesito que el

Mohamed, el hijo de Abdeluaheb M. que tal y cual, tu habla con tu mujer. Aunque yo a ella no me trato pero lo puedo hacer a través del marido, porque le hice, le hice un favor los otros días y ya está. El tuyo si, ahora ‘pa’ otra gente no me va a hacer el favor porque esta gente y yo no nos llevamos, aquí es distinto. ¿Dónde estás Mohamed ? , que tienes hay...

M: Yo te llamo ahora, un minutito y te llamo.

 

Empadronamientos

Y si hay un requisito indispensable para conseguir una VPO es estar empadronado, otro factor con el que trapichear. Eso mismo sospecha la Policía al interceptar varias llamadas en las que, de nuevo A.A.M., reconoce tener a varias personas empadronadas.

“Esta Instrucción va realizar gestiones sobre las personas que estén o hayan estado empadronadas en el domicilio de A. para verificar o descartar que estas personas empadronadas tengan relación con los hechos investigados. Esta instrucción se refiere al punto obligatorio que para la obtención de una vivienda de VP los solicitantes debían estar empadronados en Ceuta durante un tiempo anterior, por lo que la preocupación de T. (esposa de A.) sobre estas personas, hacen al menos sospechar sobre la legalidad o no de estos supuestos empadronados”.

“Igualmente que el trasfondo de la conversación de los empadronados tengan que ver con la presente investigación se acrecienta cuando Alí enlaza ese tema con la adjudicación de las próximas vivienda de VP que se van gestionar por EMVICESA en la zona conocida de Universidad de Ceuta, haciendo constar el propio A.A.M. que esta vez son para los cristianos, ya que las anteriores fueron para musulmanes”, interpreta el sumario del Caso Emvicesa.

 

Y, cómo no, la droga

Y en un escenario de trapicheos, trueques e intercambio de favores no podían faltar la reina del Mercado Negro: la droga. El hachís y la cocaína se cuelan en las conversaciones, como retazos tangenciales que hablan de “mercancía buenísima”, en alusión a una cocaína de calidad, o a otras “mercancías” de calidad, “nuestras de Marruecos”, o se alude a conocidos narcotraficantes.

Conversaciones cruzadas en las que se habla de trueques, trapicheos, enchufes… Un panorama  que describe una sociedad en la que los favores se apuntan y se devuelven, en la que todo se compra y en la que siempre, siempre, hay un atajo si se conoce a la persona adecuada. O, al menos, se intenta buscar.