La Policía cree que López guardaba tarjetas de políticos pidiendo favores para "mantener su boca callada"

López permanece en prisión desde febrero.

El informe elaborado por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) y la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional del contenido del teléfono de Antonio López sobre sus conversaciones en Whatsapp y las fotografías y correos electrónicos que guardaba "de interés" para el 'caso Emvicesa' ha permitido a los investigadores "atisbar" la posible comisión de presuntos delitos de cohecho y tráfico de influencias.

"El principal investigado, aprovechando la falta de control de la Comisión y las irregularidades del proceso, otorgaba las viviendas a personas que habían pagado cantidades importantes de dinero, tal como se ha evidenciado en los informes anteriores", apuntan las conclusiones.

Para los autores del informe "no queda género alguno de duda" sobre que "las viviendas eran entregadas a personas que no tenían los requisitos exigidos ni pasaban por el pertienente y legal proceso que debía llevar y eran adjudicadas a cambio de dinero o arbritrariamente a través del tráfico de influencias".

Tal aseveración se basa tanto en el análisis de los teléfonos como en las tarjetas de visita halladas en el domicilio ceutí de López cuyos titulares son "personas con cargos institucionales o políticos", desde el fallecido Pedro Gordillo hasta la ex consejera Susana Román pasando por Gregorio García Castañeda, el que fuera senador José Luis Morales, el antiguo jefe de Gabinete de Vivas Francisco Sánchez Paris y hasta un policía nacional.

'Sr. Antonio López. Te ruego a tiendas a la portadora de la presente qu es una vecina mía y me comentas la situación. Un saludo. Dale una cita pronto', dice una con el logotipo de Obimace. 'Antonio, haber [sic] si puedes atender a esta persona y a orientas. Un abrazo', reza otra de Gordillo.

"Todas esas tarjetas, perfectamente guardadas o 'archivadas' en su domicilio de Ceuta, siguen una misma pauta, palabras o forma de describir casi idénticas y en las que se soicita un buen trato a la persona portadora", refiere la Policía, que ha conseguido identificar a al menos media docena de ellas, citadas a declarar el 12 de diciembre investigadas por un presunto delito de cohecho.

A la Policía le han llamado la atención esas tarjetas: "¿Por qué Antonio Lopez guardaba tarjetas de visita donde le piden favores?", se preguntan retóricamente los investigadores. "Pues precisamente era la prueba que él utilizaría para en su defensa decir que las viviendas se entregaban porque las pedían cargos institucionales y que de ese hecho tenía conocimiento la Comisión", se responden.

"Esta acción de favores permitía la falta de control sobre la adjudicación lícita de las viviendas, siendo aprovechado por el investigado para hacer un negocio paralelo cobrando ilícitamente cantidades de dinero a personas que quisieran obtener una", interpreta la Policía, que estima que "la tenencia, fielmente guardada, tanto de las tarjetas de visitas como en los archivos whatsapp de las personas que, solicitando un favor, piden para terceros, es realizada por Antonio López con toda la intención con el motivo de utilizar las mismas en su defensa: así hace partícipe a todo el mundo del ilícito de la adjudicación y mantiene la boca callada de los participantes".

Tanto el actual gerente de Emvicesa, Juan Manuel Doncel, como su predecesora en ese cargo, Kissy Chandiraman, han asegurado que nunca han realizado entrevista alguna a personas que portasen tarjetas de visita de ese tipo y que tal procedimiento "no sería un cauce legal".