Litografías de Miró y Picasso, candelabros, una cómoda estilo Luis XV…el tesoro de López en Marbella

Zona de urbanizaciones en Marbella donde residía Antonio López en el momento de su detención. Fuente: Google Maps

Obras de arte de Miró, Picasso y Julio Romero de Torres, muebles de estilo Luis XV, candelabros y dorado, mucho dorado. Es el tesoro del que fuera gerente de Emvicesa en su casa de Marbella, incautado tras su detención el pasado mes de febrero. Todo, para una persona con 11,8  euros en su libreta de ahorros.

El registro del domicilio de Marbella de Antonio López iba a deparar más sorpresas de las esperadas, tantas que la UDYCO tuvo que desistir de llevárselas consigo y buscar el modo de trasladarlas a un almacén de los juzgados de la localidad marbellí.  Un listado de bienes que “presumiblemente tienen un importante valor económico” tal y comos e recoge en el sumario del Caso Emvicesa, al que ha tenido acceso Ceutaldia.com, y que sirve para intuir en el ex gerente de Emvicesa un gusto por la decoración clásica recargada de dorados, jarrones chinos, cómodas, pan de oro; todo ello rematado por una pequeña colección de arte coronada por litografías de Picasso o Miró y un cuadro de Romero de Torres. Una decoración a buen seguro muy diferente de la de su residencia actual, el centro penitenciario 'Puerto II' de El Puerto de Santa María (Cádiz).

La UDYCO sólo da fe de forma explícita de la autenticidad de una de las obras de arte incautadas a Antonio López en su casa de Marbella, la “litografía original firmada por Miró enmarcada en cuadro con marco de color negro”, pero enumera otros cinco más y sus firmas: dos de Picasso, otros dos de Miró y uno más de Romero de Torres. Así lo enumera el informe policial: “Un cuadro con marco dorado con una litografía con una niña y firma de Picasso"; “un cuadro de marco marrón con la imagen de dos mujeres dibujadas y firma de "J. Romero de Torres- Córdoba"; “un cuadro con marco dorado con dibujo de un jarrón con flores firmado Picasso”; “un cuadro con marco negro unos dibujos de colores firma Miro” y “un cuadro con un marco dorado, fondo negro y un dibujo con firma de Picasso”.

Obras de arte de valor que se repartían  por toda la casa, pero especialmente en dos habitaciones: el dormitorio principal con salita privada del piso superior, y el salón de la planta baja. Alli se encontró la policía una pequeña estatua y su mesa soporte de mármol rojo, firmada por "Moreau", a juego quizá con una cómoda estilo Luis XV, rematada con cabezas de león doradas y base de mármol verde.  “Dos grandes sillas doradas con respaldo”, dos jarrones chinos, otros tantos candelabros dorados, un guerrero chino de marfil. Y es que los motivos chinos son otra de las preferencias de López en cuestiones decorativas, con muebles de inspiración oriental y caracteres chinos.

Eso sí, todo casi siempre rematado por un adjetivo que se repite sin cesar: “dorado”.

Durante el registro la policía dio con otros rastros de lujos, como faacturas de Luis Vuiton, relojes Rolex, joyas de Cartier o el permiso de conducir de un Porsche Boxter... Una vida lujos desmesurados difíciles de mantener con los apenas 11,89 euros que tenía en su cuenta corriente en el momento de su detención, y un milón y medio en el saldo de la empresa que compartía con otros dos socios según consta también en el Sumario. Todo mientras movía, según el informe de la Agencia Tributaria, millones de euros en compras y ventas de casas o activos financieros y acciones.

Aunque para saber si se trata de verdaderas obras de arte o de simples reproducciones habrá que esperar a que se realice una valoración de lo incautado, parece poco probable que se trate de obras originales de artistas que alcanzan precios millonarios en las subastas, pero del escrutinio al que ha sido sometido Antonio López por la Justicia y el Fisco queda claro que llevaba un nivel de vida elevado, muy por encima de la media y al alcance de muy pocas personas.

En Ceutaldia.com seguimos trabajando en escudriñar los más de 5.000 folios de los que consta el sumario entre la instrucción propiamente dicha y los anexos.

 

Fe de erratas.: En una primera edición se aseguraba que Antonio López  "contaba con un millón y medio de euros en el banco, según se recoge en el Sumario", cuando en realidad ese es el saldo de la empresa, que comparte con dos socios más.