"PILARES DE CONDUCTAS CRIMINALES"

La magistrada da por constatado que López vendió casas de las 170 VPO y lo intentó en las 317

La magistrada da por constatado que López vendió casas de las 170 VPO y lo intentó en las 317
López, en una imagen de archivo.
López, en una imagen de archivo.  

El auto que cierra la instrucción del caso apunta sobre sus cinco "captadores" que "cuando tenían a un particular interesado en la vivienda, lo ponían en conocimiento  del cabecilla, quien, por su cargo, lograba que ingresaran en la lista de adjudicatarios". Luego "los colaba" aunque no cumplieran requisitos (si los había) o les "entregaba documentos creados falsariamente que parecían conceder derecho a la vivienda (los compromisos)".


"Graves indicios de criminalidad". Eso ha encontrado durante la larga instrucción del 'caso Emvicesa' su responsable, la magistrada que en el auto con el que le pone fin integra a Antonio López ("cabecilla de la organización criminal y máximo responsable") y a sus cinco "captadores" (Hamed A.; su hermano Ali A que está en busca y captura como Abdelasis A., Erhimo A. y Abdel A.) en una trama a través de la cual el primero "entregó (que se haya podido acreditar) viviendas de la promoción 170 de Loma Colmenar y lo intentó respecto de la conocida como 'lista fantasma' de las 317 viviendas (que quedó frustrado por su cese), previo pago de precio por parte de particulares bien por necesidad o bien por puro interés económico".

El dinero lo abonaban a los "captadores", que "cuando tenían a un particular interesado en la vivienda, lo ponían en conocimiento  del cabecilla, quien, por su cargo, lograba que ingresaran en la lista de adjudicatarios". De las diligencias practicadas "se sabe que o bien el cabecilla los colaba en la lista de adjudicatarios (no consta que cumplieran los requisitos, cuales eran éstos, baremación) o bien entregaba documentos creados falsariamente que parecían conceder derecho a la vivienda (los compromisos)".

Según la juez "este ejemplo se confirma con claridad en otra de las promociones de la Ciudad Autónoma, concretamente en la promoción de 170 viviendas, donde Emvicesa elaboraba un “compromiso” (previo pago de precio), y con ello confirmaba López el recibí del dinero y era un seguro para el particular (o eso se le hizo creer) de acceso a la vivienda que había pagado y que se consumaría en la siguiente promoción".

Gracias a las documentales solicitadas y a las intervenciones telefónicas "se ha puesto de manifiesto sin lugar a dudas esa relación criminal entre los citados" hasta el punto de superar "los meros indicios de criminalidad, para erigirse en auténticos pilares de las conductas criminales antes descritas".

Igualmente, la mayoría de los particulares investigados por cohecho (aquellos que abonaron determinadas cantidades de dinero para la obtención de vivienda), "reconocieron las entregas de efectivo a dichos individuos; e incluso alguno de ellos son testigos de cómo en el fin de semana del 3 a 5  de febrero de 2017 a López no le quedó más remedio que viajar hasta la ciudad de Ceuta para devolver ciertas cantidades" o para convencer a compradores "de que aguantasen o confíasen en la devolución del dinero en un momento posterior".

El auto destaca el "llamativo caudal amasado" por López que ha dado lugar a una pieza separada por la adquisición de la vivienda de Marbella y la adquisición de otra. Ese aumento patrimonial es para la juez el resultado de "la inversión de los ingresos obtenidos de la actividad delictiva ejecutada dado que no existe paralelismo entre los ingresos de dice percibir o que percibe con el nivel económico que mantiene".