PRESUNTO TRÁFICO DE INFLUENCIAS

Un policía, el único investigado que se niega a declarar en la pieza separada del 'caso Emvicesa'

Un policía, el único investigado que se niega a declarar en la pieza separada del 'caso Emvicesa'
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Un agente de la Policía Nacional ha sido el único de los nueves citados este lunes a declarar en calidad de investigados por un delito de tráfico de influencias que se ha negado a declarar en el marco de la pieza separada abierta en el 'caso Emvicesa' tras el informe emitido sobre el contenido de la aplicación Whatsapp de Antonio López.

Los citados a testificar eran, al margen de Antonio López, ocho personas, desde la ex consejera de Fomento hasta un drector general de la Ciudad Autónoma pasando por un ex representante de Ciudadanos (Cs) en el Consejo de Administración de Emvicesa y en la Comisión Local de la Vivienda, una asesora del Ejecutivo de Vivas, adjudicatarios de viviendas (incluso por sorteo) en distintas promociones de la ciudad, un conocido abogado...

La Fiscalía deberá analizar ahora si las pruebas existentes y las testificales recabadas resultan ser suficientes para formular algún tipo de acusación.

Según fuentes judiciales, salvo el agente, que se ha acogido a su derecho a no declarar, los demás han negado que participasen de ninguna petición expresa de adjudicación de viviendas para terceras personas, como deducen los investigadores de la Policía Nacional que se puede concluir de determinadas conversaciones por escrito entre López y los investigados, que en su mayoría remitieron números de DNI de personas que posteriomente aparecieron en la 'lista fantasma' de las 317 VPO de Loma Colmenar.

En al menos un caso la propia Policía reconoce que no parece haber base para imputar delito alguno a una persona que fue beneficiaria de casa en el sorteo pero deja abierta la puerta a imputarle otros a López por entregar una vivienda protegida irregularmente aunque no mediase solicitud de la contraparte.

"Se atisban una serie de delitos como son el de cohecho y el de tráfico de influencias" y se ha conseguido identificar "a los presuntos autores de los mismos", indica literalmente el último informe de la UDYCO al respecto. "Igualmente", del análisis de las tarjetas de visita halladas en el domicilio de López (de Gregorio García Castañeda, el fallecido Pedro Gordillo, José Luis Morales, Francisco Sánchez Paris, otro policía nacional...)  también deducen los investigadores la existencia de "presuntos responsables del delito de tráfico de influencias".

A juicio de los agentes, con ambas fuentes "se evidencia que las viviendas eran entregadas mediante el tráfico de influencias, por lo que para esta instrucción no queda género alguno de duda en cuanto a que eran entregadas a personas que no tenían los requisitos exigidos ni pasaban el pertinente y legal proceso que debía llevar y que eran adjudicadas a cambio de dinero o arbitrariamente a través del tráfico de influencias".