7 Consejos para ponerse en forma después de las Navidades

7 Consejos para ponerse en forma después de las Navidades
yoga
yoga  

Descubre cómo recuperar la figura de forma sencilla después de los excesos de la Navidad


En las fiestas navideñas es inevitable dejarse llevar por las comidas copiosas y por los dulces que suelen haber a mano, debido a la cantidad de cenas y comidas familiares, de trabajo o con amigos que suele haber.

Por ello, al terminar las fiestas, normalmente habremos ganado unos kilos de más. A continuación, te ofrecemos una serie de consejos que te serán de mucha utilidad para recuperar la línea después de los excesos de la Navidad.

1. Realiza algún tipo de actividad física

Una de las claves más importantes que debes seguir para mantenerte en forma es hacer algún tipo de deporte o de actividad física de forma regular. Por ello, si no lo hacías antes, es recomendable que tras las navidades te propongas hacerlo.

Es muy común apuntarse al gimnasio o empezar a hacer algún tipo de deporte en fechas señaladas, como en este caso, después de las fiestas navideñas, o unos meses antes del verano, para ponerse en forma, y después hacerlo unos pocos días y dejarlo.

Para evitar esta situación tan común, lo principal es tener una verdadera motivación y mucha constancia. Es necesario programar la actividad que se va a realizar y cumplirla a rajatabla, en especial, durante las primeras semanas, que es cuando se está consolidando el hábito.

Según algunas teorías, para crear un hábito y que este se consolide, y lleguemos a hacerlo casi sin darnos cuenta, se necesitan 21 días. Se recomienda por lo tanto, hacer una actividad durante 21 días seguidos y este hábito de hacer deporte se convertirá en una rutina en nuestra día a día.

Por otro lado, antes de apuntarse a un gimnasio o de empezar a hacer cualquier deporte, es necesario pararse a pensar un rato y elegir una actividad que nos guste y que nos motive, ya que si es algo que nos apasiona o que nos divierte, nos costará mucho menos hacerlo.

Además, antes de ponerse a hacer una actividad física, es conveniente estar preparado. Después de elegir una actividad, lo mejor es acudir a una tienda de deportes, y adquirir una equipación de calidad, para después apuntarnos al deporte que queramos o empezar a practicarlo, ya sea running, baile, baloncesto, o cualquier otro.

2. Cambia de dieta

Si normalmente seguías una dieta saludable antes de comenzar las navidades, es conveniente que vuelvas a ella cuanto antes.

Si, por el contrario, tu dieta no era del todo sana y empeoró aún más con los excesos navideños, es hora de empezar a cambiar de dieta.

Aunque muchas personas piensan que una dieta sana es sinónimo de dieta aburrida, esto no es cierto. Se pueden preparar multitud de platos deliciosos y saludables a la vez.

Lo principal es incluir una mayor cantidad de frutas, de verduras, de legumbres y de hortalizas en la dieta diaria, y reducir las grasas saturadas.

3. Reduce el azúcar de la dieta

El azúcar está presente en multitud de alimentos, en más de los que podemos imaginar, y no aporta nada interesante a nivel nutricional, solo calorías vacías. Por ello, es recomendable intentar reducir al máximo la cantidad de azúcar que consumimos. Antes de comprar cualquier producto, se debe mirar la etiqueta y evitar todo aquello que contenga azúcar. Nuestra salud nos lo agradecerá.

4. Aumenta la ingesta de líquidos

Es importante beber alrededor de 2 litros de agua al día. Además de agua, también se pueden beber otro tipo de bebidas que tengan pocas calorías, como caldos de verduras, infusiones o tés, café, siempre que sea sin azúcar.

5. Deshazte de la comida sobrante de la Navidad

Lo habitual es que después de las navidades todavía nos queden un montón de alimentos grasos y con mucho azúcar, como turrones, bombones y otros productos sobrantes. Muchas veces, para no tirarlo, solemos ir comiendo estas sobras en los días sucesivos.

Esto es lo peor que podemos hacer si queremos recuperar la figura. No pasa nada si comemos este tipo de alimentos de forma ocasional, pero de esta forma lo podemos convertir en un hábito. Por ello, lo mejor es deshacerse de esta comida sobrante o de regalarla.

6. Reduce la ración de comida durante unas semanas

Si durante las navidades te excediste con las comidas, una buena forma de recuperarte es reducir un poco las raciones que solías tomar durante al menos dos semanas.

7. Duerme 8 horas al día

Aunque parezca un factor poco importante, el sueño es un factor esencial para tener una buena salud y un peso adecuado. Por ello, se recomienda dormir 8 horas al día. Esto tiene una explicación científica. La privación de sueño hace que la leptina, una hormona que hace que nos sintamos saciados, descienda, por eso si dormimos mal o poco, tendremos una mayor sensación de hambre.