Consejos para mejorar las relaciones de pareja

Consejos para mejorar las relaciones de pareja
Relaciones de pareja
Relaciones de pareja  

El uso de lubricantes ayuda a disfrutar de relaciones sexuales más placenteras tanto en hombre como en mujeres


La evolución de la sociedad a lo largo de las últimas décadas ha permitido que hoy en día el sexo no sea un tema tabú como en periodos anteriores. Todo lo contrario. En la actualidad, el sexo es considerado por la población como algo necesario, útil y de lo que se puede hablar con tranquilidad con nuestros grupos de amigos. Siempre que haya un mínimo de confianza. Por ello, cada vez es más frecuente en las conversaciones, tanto de amigos como de amigas, las conversaciones relacionadas con todo tipo de prácticas sexuales

Sin embargo, para tener un buen sexo y que éste sea realmente placentero hay que tener en cuenta una serie de consejos para que sea lo más satisfactorio posible, tanto para la mujer como para el hombre. Así, una de las primeras recomendaciones que siempre hay que seguir a la hora de practicar sexo es estar lo más limpios posibles, sobre todo las partes genitales de los dos sexos, con el objetivo y la finalidad de impedir que se transmita algún tipo de infección. Una vez resuelto el tema de la limpieza habrá que ahondar en todas aquellas prácticas que podemos llevar a cabo para que sea lo más agradable posible.

Entre estas prácticas está la de mantener la comunicación oral en todo momento y mantener un intercambio de impresiones para saber lo que gusta y lo que no gusta. Por ello, hablar en la cama no es pecado. Todo lo contrario. Implica que existe confianza entre las personas que practican sexo y saber qué es lo que más gusta y lo que menos. Gracias a esta comunicación sabremos qué es lo que más excita a nuestra pareja, haciendo más fácil que llegue al orgasmo.

Otro de los consejos consiste en utilizar todas las partes del cuerpo. No limitarnos a las zonas genitales. Y es que el cuerpo tiene terminaciones nerviosas por todas partes que hacen que zonas como los odios, el cuello o los pies sean erógenos. Por ello, es recomendable la utilización de algún tipo de crema o aceite para estimular más las zonas erógenas de cada uno.

Uno de las iniciativas puede puede ser también el uso de un lubricante anal dilatador, ya que permite la utilización de este tipo de lubricantes resulta muy beneficioso para conseguir la hidratación de la piel y una práctica sexual placentera. Estos lubricantes son ideales para los primerizos ya que hacen más sencilla y placentera su práctica.

Otro consejo para disfrutar del sexo reside en no tener prisa. Dedicar tiempo al sexo es algo importante, permitiendo que la prolongación del acto sexual nos permita liberar una gran cantidad de opamina y oxitocina haciéndonos sentir mucho mejor.

La creación de un buen ambiente para la práctica del sexo también afecta al acto. Por ello, es recomendable trabajar en crear un espacio relajante, cómodo e íntimo que nos ayude a mantener un buen sexo. Para solventar pequeñas molestias que pueden llegar a fastidiar durante el acto sexual también se puede utilizar un lubricante anal anestésico, un producto que adormece ligeramente la zona favoreciendo las relaciones sexuales gracias a la eliminación del dolor.

Estos lubricantes consiguen este efecto gracias a la incorporación en ellos de pequeñas dosis de ingredientes anestésicos como la lidocaína, que hacen que la zona pierda la sensibilidad necesaria para poder tener un sexo anal sin ningún tipo de problema ni sufrimiento.

A pesar de que la utilización de los lubricantes es muy efectiva, antes hay que tratar de estimular la zona, ya sea de una forma manual u oral. Una vez dados estos primeros pasos, la utilización del lubricante es perfecta para empezar a profundizar un poco más, yendo poco a poco y permitiendo que éste se estimule y relaje. Al respecto también existe el lubricante anal relajante que facilita la hidratación de la piel, mejorando su elasticidad y los músculos.

Aumenta la confianza con tu pareja

La práctica del sexo requiere el acuerdo entre los participantes en el acto. Por ello para poder disfrutar de un buen momento es importante contar con el visto bueno de los involucrados y seguir la serie de consejos mencionados más arriba. Entre estos pasos a seguir destacarían los de asegurarse estar limpios, crear un ambiente cómodo y utilizar diferentes lubricantes para hacerlo más placentero. Todo con el objetivo de crear un ambiente de confianza y de relajación. Y, sobre todo, hay que recordar que no se deben realizar movimiento bruscos cuando se practique sexo, ya que pueden generar daños.