Consejos a tener en cuenta antes de viajar a la India

Consejos a tener en cuenta antes de viajar a la India
viajar a la India
viajar a la India  


La India es uno de los destinos más exóticos y fascinantes del mundo. En ella se concentran una amalgama de culturas, costumbres ancestrales y tradiciones que la convierten en un tesoro de enorme riqueza. Sus ciudades, monumentos y paisajes cristalizan en un escenario que realmente se hace único a los ojos de cualquier viajero.

Pero, al mismo tiempo, la India es un lugar complejo que hay que conocer previamente. Algunas costumbres se hallan un poco lejos de lo que se suele ver en el mundo occidental. De ahí que antes de emprender un viaje como este hay que tomar en consideración algunos detalles de interés.

Visados de entrada

Para acceder a este país es imprescindible disponer de visados para India. Se puede obtener un visado de 6 meses enviando el pasaporte a la embajada a través de una empresa que gestiona dicho trámite. Pero también es posible lograr un visado de 60 días (eVisa) que puede tramitarse de forma online. Si la visita es por menos de 72 horas se puede obtener un visado de tránsito.

El visado hay que solicitarlo con suficiente antelación. Con él solo se permite una entrada al país (se pueden pedir dos en un mismo año) y empieza a contar desde el día en el que se aterriza en él. Para más información, es recomendable visitar la página web de la Embajada de la India.

Desplazarse por el país

La manera más barata y cómoda de moverse por la India es el tren. Sus ventajas con respecto a otros medios de transporte son múltiples, y no solo en el aspecto económico. Los viajes largos se pueden hacer de noche para ahorrarse tanto el hotel como el día perdido en carretera para viajar.

En este sentido, es preferible ir en primera clase del tren para estar más cómodo y descansar mejor durante el viaje. De todas maneras, si el viaje es bastante largo (ruta Delhi Bombay, por ejemplo) tal vez sea más recomendable emplear el avión, ya que los precios no son muy caros. Existe incluso la posibilidad de reservar cruceros MSC a la India para acercarse a este país de manera diferente.

En definitiva, antes de viajar a la India hay que despojarse de todos los prejuicios que se tengan sobre ella. Los convencionalismos y los estereotipos han de quedar fuera para disfrutar al máximo de un país de una riqueza patrimonial y cultural fuera de toda duda. A fin de cuentas, nadie puede escapar de su encanto una vez que le atrapa.

Viajar con mascota

En el caso de tener una mascota y viajar a la India por un periodo largo de tiempo hay que informarse bien con antelación de todos los requisitos previos. No es solo, ni mucho menos, disponer de transportines plegables para perros para el viaje, sino que los trámites serán mucho más complejos. Para ello, nada mejor que informarse también en la Embajada.

Vacunas necesarias

El Ministerio de Asuntos Exteriores recomienda que antes de ir a la India el viajero se vacune para la hepatitis A, el tétanos y la fiebre tifoidea. Las vacunas obligatorias solo existen para aquellas personas que provengan de países afectados por la fiebre amarilla. En este caso, es recomendable consultar con algún médico especializado.

Seguridad

A pesar de lo que en un principio pudiera parecer, la India es un país muy seguro. No obstante, vendrá bien disponer de duplicados de ciertos documentos: billetes de avión, pasaporte, visados, copia del seguro de viajes, tarjetas bancarias, etc. En la India se pueden cambiar euros perfectamente, por lo que no es necesario llevar solo rupias o dólares.

Al mismo tiempo, hay que cerciorarse bien de las rutas a llevar a cabo en cada viaje. En primer lugar, hay brújulas gratis para Android que pueden servir de gran ayuda para no perderse demasiado e ir con total seguridad. Pero a su vez, es necesario conocer con antelación los diferentes medios de transporte disponibles para dichas rutas.

Regatear en las compras

Las compras en los tradicionales mercadillos de la India se hacen mediante el regateo. Nunca hay que aceptar el primer precio que soliciten, ya que este puede ser incluso un 70% superior de lo que sería en realidad. Aunque también es cierto que la India no es un país caro, por lo que en muchas ocasiones no resulta necesario tanto regateo.

Gastronomía

Si bien la gastronomía en la India es deliciosa, puede resultar un poco picante. En la medida de lo posible hay que evitar abusar de la comida frita y picante, sobre todo si no se está acostumbrado. Tampoco se debe beber agua que no esté embotellada o comer vegetales crudos. En este sentido, resulta imprescindible viajar con un seguro médico.

Vestimenta

Una de las tradiciones locales que hay que respetar tiene que ver con la vestimenta utilizada. Antes de entrar a los templos de la India, por ejemplo, hay que descalzarse. Tampoco se puede acceder con pantalones cortos o camisas sin mangas. Incluso en algunos templos es obligatorio cubrirse la cabeza y los hombros. De ahí que es muy recomendable llevar siempre algún pañuelo en la mochila.

En ciertos lugares, las mujeres no pueden llevar ropas ajustadas. Además tendrán que disponer de un chal para cubrirse los hombros, el pecho y las piernas hasta las rodillas. Esto último no es imprescindible en las grandes ciudades, pero sí tal vez en algunos pueblos y zonas rurales.