Correo electrónico Hotmail: proceso de registro, principales características y consejos de seguridad

Correo electrónico Hotmail: proceso de registro, principales características y consejos de seguridad
Hotmail
Hotmail  

Repasamos todo lo que debes saber para sacar el máximo partido el servicio de e-mail de Microsoft.

 


Seguro que has oído hablar más de una vez de Hotmail. Este sistema es la principal apuesta de Microsoft para cubrir los tan necesarios servicios de correo electrónico. Unificado hace años con Outlook, otro sistema del que es propietaria esa misma compañía, lleva una gran cantidad de tiempo ofreciendo sus servicios a los usuarios de internet, convirtiéndose en uno de los más grandes referentes.

Tener un e-mail a día de hoy es casi tan importante como saber manejar un navegador web. Con la cantidad de servicios disponibles en la red, el correo llega a ser nuestra identidad a la hora de poder sacarles partido. Si quieres comprar algo, suscribirte a una plataforma o llevar a cabo cualquier procedimiento que solicite un registro, necesitas tener una cuenta de correo.

Aquí volvemos al punto de partida. Hay muchas propuestas de diferentes proveedores, pero la de Microsoft es de las mejores. Muy completa y versátil, es la elección favorita de la gran mayoría de cibernautas, y a continuación vamos a demostrarte por qué para, después, explicarte cómo debes proceder para abrir tu propia cuenta en Hotmail.

Cómo crear una cuenta Hotmail/Outlook

El punto de partida para tener una cuenta de correo electrónico con Outlook o Hotmail es, precisamente, crearla. Para llevar a cabo este procedimiento debes entrar en la web de creación de cuentas que tiene habilitada Microsoft. Una vez en ella, el siguiente paso es completar un formulario con una serie de datos particulares que concluyen con el nombre de la cuenta de correo que quieres crear, a elegir entre varios dominios y el establecimiento de una contraseña personal e intransferible.

Una vez hecho todo esto, lo siguiente y último que has de hacer es pulsar en el botón Crear cuenta y confirmar para tener, por fin, tu propia dirección de correo electrónico.

Las principales ventajas del correo Hotmail

Sistema de chat interno

A veces es mejor iniciar una conversación directa que proceder a escribir un correo completo. Gracias al sistema de chat interno de Microsoft Outlook, todos los usuarios que tienen una cuenta con Hotmail o el ya citado Outlook pueden comunicarse directamente a través de una conversación escrita con la interfaz habilitada en la plataforma de correo.

Archivos adjuntos de hasta 10 GB de tamaño

A diferencia de los proveedores de otras compañías, con Hotmail puedes enviar adjuntos hasta alcanzar un máximo de 10 GB por correo. Si tienes que transferir un archivo pesado, un vídeo en alta calidad o una gran ristra de documentos, no tienes por qué preocuparte. Probablemente te sobrará hasta espacio.

Compatibilidad con YouTube

Si, junto al texto, quieres enviar un vídeo que hay publicado en YouTube, puedes hacerlo sin problema alguno. Hotmail es totalmente compatible con los contenidos de este gigante de internet, permitiendo incluso la reproducción de sus vídeos desde el propio mensaje, sin necesidad de herramientas externas o de abrir otras ventanas.

Hacer y recibir videollamadas

El resultado de la fusión entre Skype, Outlook y Hotmail. Los usuarios de cualquiera de estos tres pueden aprovechar la plataforma donde se gestiona el correo electrónico para realizar y recibir videollamadas. Nada de instalar software, todo a través de tu navegador web.

Gestión de cuentas de terceros

En caso de tener cuentas de correo electrónico con otros proveedores junto a la de Hotmail, puedes unificarlas todas para gestionarlas bajo la plataforma que te ofrece Microsoft. De forma mucho más cómoda que tener que entrar a diferentes webs, puedes tener acceso a todos tus correos en tus distintas cuentas sin tener que moverte de una misma página.

Consejos importantes de seguridad

Es cierto que tener una cuenta de correo electrónico es algo repleto de ventajas gracias a las funciones que los proveedores ponen a tu disposición. Sin embargo, también hay que tener en cuenta la necesidad de actuar con responsabilidad y cabeza a la hora de emplear tu e-mail. A continuación, vamos a darte una serie de consejos tremendamente simples, pero vitales para no tener problemas:

·         Que nadie más sepa tu contraseña de acceso. Es algo personal e intransferible por una sencilla razón, tu correo puede tener una gran cantidad de información y el hecho de que otro pueda tener acceso es todo un problema, sobre todo en una época en la que las compras por internet son tan habituales.

·         Cuando establezcas una contraseña, combina letras y números. Aplicando este procedimiento, evitas que cualquier programa informático o pirata puedan violar la seguridad de tu cuenta con facilidad.

·         Nunca abras correos de remitentes desconocidos. De la misma forma que de pequeños nos dicen que no hablemos con extraños, sigue ese criterio con tu correo electrónico. Nunca se sabe lo que puede haber dentro de uno de procedencia desconocida.