Los microcréditos para emprendedores y autónomos

Los microcréditos para emprendedores y autónomos
Online
Online  


Los microcréditos se han convertido en los últimos años en una de las mejores opciones para proporcionar dinero a emprendedores y particulares. A menudo, estas pequeñas empresas o negocios no tienen acceso a los recursos financieros de las entidades bancarias tradicionales. Y la dificultad de obtener un préstamo o una inversión puede hacer hoy que el negocio no llegue a desarrollarse. 

Los minicréditos o microcréditos son una excelente alternativa para aquellos que deseen iniciar un negocio y busquen obtener una independencia financiera. Estos préstamos online tienen muchas ventajas, ya que se conceden incluso en aquellos casos en los que el solicitante no presente muchas garantías. Algo que no sucede, por ejemplo, a la hora de solicitar un préstamo en un banco. 

La importancia de los microcréditos en la actualidad

Las entidades privadas de créditos online conceden pequeños préstamos y otros recursos a emprendedores y particulares a modo de ayuda para iniciar o impulsar un negocio. Para ello, solo hay que acceder a la web de la entidad, rellenar una solicitud e indicar la cantidad de dinero que necesitamos y los plazos de devolución. 

Estos minicréditos se han vuelto muy importantes en la actualidad ya que brindan recursos y el acceso al capital a aquellas personas que, después de no poder disponer de un préstamo bancario, por sí mismas no pueden llevar adelante sus negocios. 

Sin los microcréditos, este grupo de personas tendrían que recurrir a otras opciones de liquidez con unas tasas de interés muy altas. Una alternativa pues que les ayuda a invertir en sus negocios y en sí mismos. 

Los microcréditos en la crisis del coronavirus

Los microcréditos se han convertido también en una magnífica solución durante la crisis del coronavirus. Sin ir más lejos, son miles los autónomos en nuestro país que necesitan de liquidez inmediata para afrontar los gastos habituales que conlleva su actividad. La mayoría de ellos no pueden asumir ahora esos pagos ya que han visto cómo sus ingresos han caído en picado desde el inicio del Estado de Alarma. 

Los créditos online son la solución perfecta en estos casos, ya que permiten obtener una cantidad ajustada a las necesidades puntuales de cada negocio. Una fórmula de financiación en la que no se contrae demasiada deuda y que hace más fácil el acceso a liquidez para aquellas personas que no tienen acceso a los préstamos de la banca tradicional. 

Muchas entidades privadas de microcréditos han abierto líneas especiales de financiación durante esta crisis del coronavirus. Algunas de ellas ofrecen a autónomos y emprendedores ofertas para hacer aún mucho más accesibles estos préstamos online: primer crédito sin intereses, plazos más amplios de devolución, posibilidad de solicitar una mayor cantidad de dinero, etc. 

Precisamente, estas entidades también ofrecen moratorias de pago a sus clientes autónomos que no puedan devolver los plazos de los préstamos debido a la caída de sus ingresos. 

Las principales ventajas de los microcréditos

Una de las grandes ventajas de los microcréditos es que se pueden solicitar y aprobar en solo unos minutos. A diferencia de la banca tradicional, donde la burocracia para pedir un préstamo es muy compleja, acceder a un préstamo online requiere de muy poco tiempo de espera y casi nada de documentación. 

Las dificultades para solicitar un microcrédito son mínimas. Tan solo tenemos que decidir la cantidad que deseamos y determinar el plazo de tiempo en el que devolveremos el dinero. A partir de aquí, solo habrá que rellenar una solicitud, enviarla para su aprobación y en pocos minutos dispondremos del dinero en la cuenta. 

Por otro lado, en ningún momento tenemos que especificar para qué queremos el dinero. Este tipo de créditos se pueden destinar a iniciar o desarrollar un negocio, a modo de ayuda para disponer de liquidez, para pagar unas reformas, un viaje o unos estudios, etc. La entidad de crédito no nos pedirá explicaciones del motivo de nuestra solicitud.

Tampoco se necesita de una nómina o un aval para la concesión del micropréstamo. Una entidad bancaria nos va a requerir bastante documentación a modo de garantía de devolución del préstamo. Sin embargo, al tratarse en este caso de cantidades más pequeños no tendremos que mostrar ninguna garantía de pago. 

Tanto es así que pueden solicitar un microcrédito incluso aquellas personas que se hallan en la lista ASNEF. Esta lista es un registro de morosos que refleja los impagos de una persona física con ciertas entidades. Quien está en la lista ASNEF no puede solicitar un préstamo en un banco, pero sí en una entidad privada de microcréditos. 

En definitiva, este tipo de préstamos rápidos se han convertido en la mejor solución para disponer de financiación. Emprendedores y autónomos son algunos de los principales clientes de estas entidades. La posibilidad de pedir una pequeña cantidad de dinero y disponer de él de forma casi instantánea es una de sus grandes ventajas. 

Los microcréditos para emprendedores y autónomos