La mitad de los préstamos rápidos que se conceden sin requisitos son gratuitos

La mitad de los préstamos rápidos que se conceden sin requisitos son gratuitos
La mitad de los préstamos rápidos que se conceden sin requisitos son gratuitos
La mitad de los préstamos rápidos que se conceden sin requisitos son gratuitos  

 


El cincuenta por ciento de los préstamos rápidos que se promocionan en el mercado financiero de España no cobran intereses a los nuevos clientes. ¿Lo sabías? Así, en esta oferta sólo tienes que devolver la cantidad de dinero que has pedido, ni más ni menos. Son cinco de cada diez préstamos. ¿En qué consisten? ¿Cómo se solicitan estos préstamos online?

Las características de este tipo de préstamos

 

Para empezar, una de las características comunes a la mayoría de estos préstamos gratuitos rápidos es su plazo de devolución, que es corto. La inmensa mayoría de los préstamos que encontrarás online sin intereses se devuelven en un plazo de máximo 30 días, un mes natural, en una única cuota. Esto significa que se debe estar en capacidad de poder devolver todo el dinero en poco tiempo.

Otros préstamos similares ofrecen un plazo doble a ése, es decir, hasta 2 meses para devolver el dinero, que puede ser en una cuota o dos. Del mismo modo, hay entidades que los ofrecen por semanas, pudiendo prorrogarlas fácilmente.

La segunda característica importante de este tipo de préstamos online es que la cantidad máxima a la que pueden aspirar los nuevos clientes no es muy elevada, pero sí suficiente para un abanico de posibilidades. En general, el promedio del mercado se encuentra en los 300 euros, pero algunas entidades llegan hasta los 400 euros o incluso los 750 para nuevos clientes. Lo que sí tienen todas en común es que el segundo préstamo que pidas con ellas te ofrece la posibilidad de pedir más dinero que en el primero. Es una de sus características de fidelización.

El precio y los requisitos

 

La mayoría de los préstamos rápidos online se pueden pedir, la primera vez, sin intereses. Los que no tienen promoción aplican intereses desde el primer día, a razón de un 1% diario aproximadamente, por lo que un préstamo de 300 euros a un mes originaría unos 30 euros adicionales de coste en intereses.

Alguna entidad ofrece pagar anticipadamente, antes del vencimiento, sin coste en forma de comisión, mientras que otras sí aplican este pequeño recargo. Comparar es clave para informarse correctamente y escoger bien. Por ejemplo, comparando se puede descubrir que existen entidades que ofrecen estos préstamos rápidos sin necesidad de apenas requisitos, sin nómina o sin aval o incluso con ASNEF.