Razones por las que Túnez es una visita obligatoria

Razones por las que Túnez es una visita obligatoria
Tunez
Tunez  

Túnez es un país situado en África, pero cercano a tierras europeas, por lo que su mezcla cultural es muy interesante. El viaje se disfruta desde el momento en que se sale del hogar para vivir una nueva experiencia, por lo que el trayecto también es importante ya que es un momento de excitación y felicidad que te acerca a tu destino final. Veamos que podemos encontrar tanto en los mares de Túnez como en sus tierras.


Túnez es un país de África que limita con el desierto del Sahara y el mar Mediterráneo, esto asegura una gran variedad de paisajes y escenarios interesantes y atrayentes para cualquiera. Sus atracciones turísticas son numerosas ya que incluye playas, monumentos y museos que son prácticamente obligatorios en toda visita al país. Se trata de una de las salidas más completas para este verano: turismo costero y mestizaje cultural.

El encanto del trayecto

La primera decisión al organizar un viaje, independientemente del destino, es el medio a utilizar para llegar al lugar escogido. En ocasiones la solución es incuestionable a causa de la lejanía del trayecto; pero en otros casos podemos barajar diferentes alternativas dependiendo de las condiciones y aportes de cada opción.

En el caso de viajar a un país africano como la República Tunecina una de las opciones más recomendadas es que se reserve un ferry a Túnez online. Si viajas en avión no hay mucho que hacer, pero un trayecto en ferry de este alcance te permite apreciar y disfrutar de toda la belleza de la costa del norte de África y del Mediterráneo.

Túnez es un país que reside entre dos continentes con culturas diferentes pero que se complementan perfectamente. Una mezcla cultural preciosa y muy interesante. En el mar ocurre igual, se mezclan aguas puras con paisajes de diferente índole. Esta es una manera de disfrutar del camino, ya que siempre deseamos con ansia llegar a nuestro destino sin valorar lo que tenemos ante nosotros.

Para los amantes de los cruceros es sin duda la opción más atractiva, surcar el mar disfrutando de toda la tranquilidad del movimiento del agua, del amanecer y el ocaso. Leer un libro, pasear, comenzar a saborear la gastronomía, todo ello es un adelanto de lo que nos espera en el lugar de destino. Es el comienzo del viaje el cual hay que saborear cada segundo.

Atracciones turísticas recomendadas

Túnez se ha convertido en un destino turístico costero desde hace algunos años a causa de sus playas paradisíacas y su cálido sol veraniego. Sin embargo, esto no es todo lo que ofrece este país, ya que esconde maravillas que debes descubrir en pueblos tradicionales emblemáticos de gran encanto.

Las playas de Túnez más conocidas

Túnez es conocido por sus playas, no vamos a negarlo. Las principales playas del litoral tunecino destacan por su hermosura, limpieza y tranquilidad. Un ejemplo de estas son las playas de Mahdía, las cuales se han convertido en parte de la costa más cotizada del territorio tunecino.

Mahdía es bastante tradicional y conserva su transparente y acogedora cultura. A pesar de ser un lugar auténtico, la hermosura de sus playas la han situado como un centro turístico muy visitado en temporadas veraniegas. Si eres de los que prefieren un lugar más tranquilo sin exceso de turistas deberás de esperar que pase el verano, o bien adelantarte a él, ya que fuera de la temporada alta la calma vuelve a la zona.

La mayor ventaja para aquellas personas que buscan tranquilidad en un entorno natural es que los hoteles y apartamentos que están situados en Mahdía no están construidos cerca de la costa, sino que están separados por varios kilómetros de distancia de la línea de playa.

Si en cambio buscas bullicio está Hammamet, localizado a una hora de la capital tunecina. Las playas de esta zona están consideradas las más conocidas del país. Se tratan de playas muy limpias, de arena blanca y con aguas cálidas. El lugar ideal para practicar submarinismo y otras actividades acuáticas.

Otras playas como las de Monastir, las de Sfax o las de Túnez capital, como La Goulette y la del Pedruchillo, son opciones muy válidas para visitar si tienes más tiempo. Esta última está considerada incluso un centro ecológico relevante en cuanto a vegetación y biodiversidad.

Los Monumentos Arqueológicos más destacados

El coliseo romano de El Djem, construido en el año 1700, es un antiguo anfiteatro que se encuentra en la ciudad de El Djem, al sur de Túnez. Durante la ocupación romana este monumento fue usado para la competición de los gladiadores y luchas a muerte entre personas y animales. Su gran tamaño capta la atención de todos los visitantes pues ocupa más de 150 metros de ancho y 120 metros de alto.

También tienes la antigua ciudad romana de Sbeitla que se considera el legado romano más importante de Túnez, seguido del coliseo de El Djem. Otro monumento relevante son las ruinas de la ciudad de Cartago ya que es un centro arqueológico muy visitado a pesar de que esté bastante deteriorado por el paso del tiempo. ya que es una visita histórica que gusta mucho a los turistas, teniendo en cuenta que aprovechando el viaje hasta allí se puede llegar a la ciudad costera de Sidi Bou Said donde encontrarás las mejores vistas al Mar Mediterráneo.

Otros lugares de interés son la Ciudad Sagrada de Kairouan, los laberintos de Tamezret, el Douz y el portal hacia el Sahara, la ciudad de Matmata, el Haddej, el Chott El Djerid, el museo del Bardo y el parque nacional Montazah.