Cómic árabe para desmontar estereotipos

Cómic árabe para desmontar estereotipos

- La exposición ‘Cálamos y viñetas. Cómic árabe en movimiento’ muestra una selección de la obra de jóvenes talentos

- Destaca el protagonismo de la mujer en un arte dominado por los hombres en todo el mundo

- “Muestra de su éxito es que ahora les censuran”, destaca el comisario de la muestra


La exposición ‘Cálamos y Viñetas, Cómic árabe en movimiento’ recorre España desmontando tópicos sobre la realidad del mundo árabe y estará en Ceuta hasta el 20 de junio en la sala de exposiciones del Teatro Auditorio del Revellín. Un ejemplo de uno de esos tópicos pulverizados por la exposición: buena parte de los autores seleccionados son mujeres, algo casi imposible en el panorama internacional del cómic dominado por hombres. Otro más: no hay tema que eviten, desde la tradición clásica hasta los temas de más candente actualidad.

Un género minoritario pero en ascenso. “Muestra de su éxito es que ahora les censuran”, destaca el comisario de la muestra, Pedro Rojo, presidente de la Fundación Al Fanar y experto arabista.

A su lado, Nuria Medina García, coordinadora de Cultura y Nuevos Medios de Casa Árabe en España, subraya el dato sobre el protagonismo femenino dentro y fuera de las viñetas: “Uno no se imagina que en este género de la creación artística tenga tantas mujeres trabajando, aunque es bastante habitual en el arte árabe, son muchas las creadoras en las artes plásticas en el mundo árabe”. Y no están elegidas por cuota sino por valía algo que no sucede en Europa. Sin ir más lejos, en Francia, un país con una arraigada cultura de novela gráfica y cómic y una potente industria que se vio sacudida el pasado mes de enero por una polémica en torno al sexismo de uno de sus más importantes festivales de cómic, el de Angoulême que no había seleccionado ni una sola autora de entre los más de 30 candidatos.

“En ese nivel, en el mundo del cómic, van mucho más adelantadas en el mundo árabe que en occidente”, señala Rojo, “y no son sólo autoras, están también detrás de proyectos como Samanda, la primera revista pionera de comic (Líbano) o como la autora de la heroína ‘Malaak’, que es una mujer libanesa que se autoedita que ha montado su propio proyecto, que vende y que ha logrado vivir de ello, son mujeres que están tirando del sector”.

”la idea es traer al público español es traer una realidad que va mucho más allá del entorno que sigue siendo marginal del comic árabe, pero no en cuanto a crecimiento y en cuanto a capacidad de impacto, por eso se llama ‘cómic en movimiento’, porque tiene una capacidad de transformación de su entorno más inmediato”, por eso, explica Rojo, se ha hecho el esfuerzo de reunir, por vez primera, a lo más interesante del cómic árabe, desde Marruecos a Kuwait, desde autores consagrados a noveles que sólo publican en Internet pero que tienen su público. “La idea es que quien vea la exposición diga, no sabía que los árabes podían dibujar historias sobre estos temas, fantasía, amor, política…”. Una puntualización: “Pero no hablamos de árabes o marroquíes, hablamos de jóvenes, por encima de todo jóvenes que tienen unas unos intereses más cercanos a nuestros jóvenes de lo que cabría pensar”.

“El impacto que están logrando se entiende muy bien con el aumento de la censura que han sufrido los cómics, antes se saltaban la censura porque no estaban considerados un peligro, ahora están muy vigilados”. Una censura que se salta Internet, un ‘formato’, un canal de distribución, al que la muestra le dedica un espacio reservado por el impacto que está temiendo en el mundo árabe, en un tema crucial en el mundo árabe como e s la distribución. “están teniendo una expansión muy importante por eso hemos querido incluir un código QR en esos cómics para quien quiera seguir leyendo o completar el capítulo”.