JOSÉ RAMOS, CATEDRÁTICO DE PREHISTORIA

“Benzú puede ser uno de los grandes hitos de Ceuta”

“Benzú puede ser uno de los grandes hitos de Ceuta”
José Ramos, catedrático de Prehistoria
José Ramos, catedrático de Prehistoria  

Poco más de una docena de valientes desafiaron este miércoles al temporal para acercarse a la Biblioteca Pública del Estado, donde los investigadores de la Universidad de Cádiz que dirigen desde hace más de una década el Proyecto de la Cueva Abrigo de Benzú explicaron las últimas novedades de un yacimiento que, no solo puede replantear los orígenes de la Historia con la ratificación de la hipótesis del Paso del Estrecho, sin que, insiste uno de sus responsables, José Ramos, puede ser un “hito para el turismo de Ceuta”, con “un “potencial enorme” para poner a la ciudad autónoma otra vez en el centro de la Historia.

El catedrático de la UCA no lo duda, el yacimiento ceutí “tiene un grandísimo potencial que no se ha explotado todavía”, resalta, explicando que su equipo está en negociación con la Consejería de Cultura para poder ponerlo en valor. “Lugares como este de 300.000 años hay muy pocos en el entorno”, recuerda el investigador, señalando el yacimiento de Gibraltar, casi idéntico a la Cueva Abrigo, aunque con restos de expresiones artísticas que no se han encontrado en Ceuta, o Ardales, Palomas Jebel Irhoud, a cien kilómetros de Marrakech. Yacimientos y cuevas que guardan numerosas similitudes con el de Ceuta, aunque, resalta ramos, por la cronología, la Cueva Abrigo de Benzú más bien se acerca a Atapuerca

Mientras, se aprovecharán estas jornadas para la otra gran apuesta por la Cueva Abrigo, su divulgación entre el gran público con textos comprensibles y cuadernos didácticos con un lenguaje accesible, alejado de la terminología científica, necesaria en las publicaciones especializadas, admite Ramos, pero contraproducente para la divulgación científica.

Las jornadas servirán también para mostrar algunos de los avances más significativos de la investigación, que ha logrado saber más de las condiciones climatológicas de la época, con el análisis de los isótopos de las conchas. Restos marinos que también eran utilizados como herramientas para cortar carne o vegetales o incluso madera, según su estudio, lo que nos arroja un poco más de luz sobre el modo de vida de los primeros ceutíes.