JOSÉ MANUEL PÉREZ RIVERA

La dimensión mágica de Ceuta

La dimensión mágica de Ceuta
José Manuel Pérez Rivera
José Manuel Pérez Rivera  

José Manuel Pérez Rivera lleva una vida dedicada a la investigación arqueológica, la defensa del patrimonio cultural y natural, hasta que, más allá de la frontera de los 40, empezó, poco a poco, a centrarse en el estudio de la Naturaleza. “Y ahí entro en contacto directo con el espíritu de la ciudad”, recuerda, “su carácter sagrado”.

Ese viaje a la historia olvidada de Ceuta es también un viaje “íntimo y personal”, explica Pérez. Una experiencia que ha plasmado en un libro, ‘El espíritu de Ceuta’, que ha presentado ese martes en la Biblioteca Pública, abarrotada para la ocasión. “El libro reúne  una serie de reflexiones, experiencias y vivencias que tienen que ver con el carácter sagrado, con el significado oculto de Ceuta, con la identidad, con la profundidad de la ciudad”, explica, “esas primeras impresiones las plasmé en los primeros capítulos del libro luego se han ido refrendando en hallazgos arqueológicos que de alguna manera han servido para conformar algunas hipótesis y para tratar de desvelar las claves interpretativas de Ceuta y del Estrecho de Gibraltar”.

‘El espíritu de Ceuta’ es una guía para mirar la ciudad con otros ojos, “para que veamos el espacio natural como se veía en el pasado, como un espacio sagrado, un lugar donde se dan muchos mitos que tienen que ver con la especial relevancia que tiene el Estrecho de Gibraltar y Ceuta”.

Ciudad sagrada

Ceuta fue una ciudad sagrada, mítica, pero lo hemos olvidado. “Sobre todo en época medieval fue un lugar principalmente conocido por sus santuarios, por las tumbas de determinados santones”, relata Pérez Rivera, recordando que, aunque se haya borrado de la memoria colectiva, Ceuta tuvo un lugar mitológico: “La fuente del agua de la Vida, citada en los textos del Corán, Ceuta era considerada una ciudad sagrada”.

Un patrimonio de todos olvidado, enterrado por la era moderna, que Pérez Rivera quiere redescubrir como tantas veces ha hecho en yacimientos arqueológicos. “Esa memoria se ha ido perdiendo y la idea es recuperarla.