JUAN PABLO RESINO, FOTÓGRAFO DE NATURALEZA

Fotógrafo al acecho

Fotógrafo al acecho
Foto Juan Pablo Resino
Foto Juan Pablo Resino  

La fotografía, decía Cartier-Bresson, es la búsqueda del instante decisivo. Pero a veces, bien lo saben los fotógrafos de naturaleza, ese instante puede demorarse días, meses, incluso años. La fotografía de naturaleza es luz, paciencia y perseverancia. “La fotografía de naturaleza es cuestión de F8 y de estar ahí, decían los fotógrafos de National Geographic”, resume Juan Pablo Resino quien pese a sus 25 años de experiencia sigue considerándose un aficionado, un aprendiz. Resino ha sido el encargado de abrir las primeras jornadas de fotografía de naturaleza del Instituto de Estudios Ceutíes (IEC), que sirven también de homenaje al fotógrafo ceutí Pepe Guiérrez, recientemente fallecido.

Juan Pablo Resino, que lleva más de una década fotografiando a la cigüeña negra, sabe que la perseverancia es la clave. Para acercarse a las cigüeñas negras que anidan en el río Tiétar necesitó 4 años, localizar sus “querencias", sus lugares habituales en los 30 kilómetros de cauce, que se acostumbren a la presencia del fotógrafo. Y volver mil veces. Y camuflarte en escondites flotantes vestido de neopreno reptando por el agua helada con un equipo de diez kilos. Acechar, esperar y disparar la fotografía; fallar el encuadre y volver a empezar. Hasta cazar el instante decisivo. O no. Pero, camuflarse, arrastrarse, esperar y no desesperar, lograr acercarse tiene su mérito, “pero no es un mérito fotográfico”, precisa este fotógrafo de naturaleza, “la belleza está en el instante”.

“El motivo no es la fotografía por más fotogénico que sea el motivo, la fotografía es algo más”, considera Resino. Y ese algo más está en la huella personal de cada fotógrafo, su estilo. Y aunque su terreno, la naturaleza, las aves en libertad, sea muy distinto del París de los años 30 de Henri Cartier-Bresson, se mantiene fiel a las enseñanzas del maestro y recuerda que la fotografía es geometría y que el alma de la geometría es la composición y ésta “tiene que brotar de la intuición”. Y eso solo se consigue perseverando.

Estas primeras jornadas de fotografía de naturaleza del IEC continuarán este miércoles 7 de junio, al igual que en su primera sesión en el Salón de Usos Múltiples de la Biblioteca 'Adolfo Suárez'.