CONCIERTO

José Mercé y Tomatito, recuerdos de los Jardines de San Amaro

José Mercé y Tomatito, recuerdos de los Jardines de San Amaro
José Mercé y Tomatito en el escenario del Revellín.
José Mercé y Tomatito en el escenario del Revellín.  

José Mercé y Tomatito imparten una clase magistral de cante jondo en un abarrotado y entregado Auditorio del Revellín en su vuelta a la ciudad autónoma con la gira de su disco conjunto ‘De verdad’, una vuelta a las raíces del flamenco más puro.


José Mercé y Tomatito, dos genios y un destino sobre el escenario del Teatro Auditorio del Revellín. Todo un privilegio por mas que no se la primera vez ni seguramente la única. Dos capítulos de la historia del flamenco de vuelta a Ceuta con una clase magistral de cante jondo bajo el brazo. Un regreso a sus orígenes y los del cante, un viaje de vuelta a sus primeros conciertos en Ceuta. 

José Mercé

“Soy casi un ceutí más, un caballa más, tanto Tomate como yo hemos venido muchísimas veces, hace muchos años y precisamente en este espectáculo vamos recordar esos tiempos, en esos Jardines de San Amaro al que vinimos tantas veces en los festivales”. Así se presentaba Mercé ante el público ceutí tras salir a escena solo para arrancarse la garganta a capela para dejar claras sus intenciones. Aquello era, como dice su disco, ‘De verdad’.

Pero habría tiempo poco después para “el flamenco del siglo XXI”, como él mismo lo definió y no se refería a Rosalía, sino a sus éxitos más populares, ‘Aire’ o ‘Al Alba’, los que le valieran el cariño del público la verja arqueada de los puristas por llevar el flamenco al gran público sin ruborizarse ni pedir perdón por ello. 

Tras su solo a pecho descubierto y una breve intro de la banda de Tomatito con una versión de ‘La Leyenda del tiempo’ de Camarón de entremés, José Mercé se arrancó con ‘La  malagueña’, un cante de los que hay que cantar “por derecho”, dicen los manuales. “Nos gusta hacer los cantes tradicionales”, explicó el cantaor, “los de siempre, luego ya nos avendremos al siglo XXI, que es también flamenco que como dice mi amigo el Tomate. Lo que vale se queda y loo que no pues se olvida”.

Y tengan por seguro que si lo canta José Mercé no se olvida.