MDyC: “El problema no es el precio de la escultura sino el momento de la compra”


MDyC: “El problema no es el precio de la escultura sino el momento de la compra”

- Lamentan que el portavoz del Gobierno ocultara la compra de una de las piezas de Elena Laverón expuestas en La Marina

- Recuerrdan que la Ciudad ya acordó el pago de 300.000 euros por las “sobras” de Bertuchi

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía se suma a las críticas de la oposición por el anuncio de compra por 165.000 euros de ‘Solidaridad’, una de las piezas de Elena Laverón expuestas en La Marina, “, agradeciendo el descuento que la autora hace a sus paisanos, pues la valora en 300.000 euros”. Para el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) “no es el precio que se pague por la pieza, sino el momento en que se hace”: “La brecha social que existe en nuestra ciudad, donde casi la mitad de la población está en riesgo de exclusión social, donde el desempleo alcanza a 13.370 personas, donde la deuda de la corporación municipal se desconoce, donde poco se hace por generar empleo, al MDyC le parece un desprecio a la ciudadanía el invertir en arte, cuando existen otras prioridades”.

“No es la primera vez que el Desgobierno del señor Vivas disipa los fondos municipales en cuestiones de dudoso interés general, en diciembre ya denunciamos que se firmaba por 300.000 euros el alquiler de las “sobras” de Bertuchi por cuatro años y cinco meses. Y decimos las “sobras” porque según nuestra información son el mobiliario, bocetos, algunos cuadros que estaban depositados en un trastero porque los herederos no habían logrado venderlos, pero que muy generosamente la ciudad ha decidió alquilarlo, debiendo realizar unas obras de acondicionamiento en el Revellín de San Ignacio”, recuerdan. Desde el MDyC entienden que “la cultura es necesaria para la formación y el enriquecimiento como personas, pero que primero debe darse prioridad a las necesidades más perentorias, no ya las sociales, sino sobre todo las de creación de empleo, que permitan a los y las ceutíes acceder a un futuro cierto”.

Tampoco al MDyC le parece muy ético “ocultar a la opinión pública la decisión de adquirir la obra de arte”, dicen recordando que “mientras el portavoz nos decía que la exposición costaba a las arcas municipales entre 5.000 y 5.500 euros, se callaba que pretendía compra una de las piezas por 165.000 euros, otra muestra más del engaño en el que quieren tener a la ciudadanía, considerando que no deben conocer lo que realmente hacen”, “aunque quizás tan sólo fue un “herrar” semántico”, ironizan.