A LAS 19.00 HORAS

Morata trae este miércoles a su cineclub 'Los amantes crucificados', del japonés Mizoguchi

Morata trae este miércoles a su cineclub 'Los amantes crucificados', del japonés Mizoguchi
Fotografa de la película, rodada en 1954.
Fotografa de la película, rodada en 1954.  

El cineclub 'El cine por delante' que dirige Rafael Morata traerá este miércoles (19.00 horas) a la Biblioteca Pública con entrada libre hasta completar aforo a "uno de los maestros incontestables del cine japonés", Kenji Mizoguchi, con 'Los amantes crucificados', una película rodada en 1954 "con una banda sonora verdaderamente hiptónica". El 1955 fue nominada a la Palma de Oro en Cannes.

Según ha recordado Morata, "el hecho de vivir una infancia difícil en la que fue testigo de cómo su hermana fue vendida como geisha marcó su obra cinematográfica, consagrada especialmente al realismo social, a la oposición entre vida urbana y provinciana, y al mundo femenino, a la condición de la mujer en la sociedad japonesa, humillada y considerada como una mercancía".

Así, "no pocos" de los personajes femeninos de Mizoguchi fueron prostitutas para retratar "su triste suerte y la forma en que el contexto social incidía en su comportamiento".

El director intentó antes ser actor, acabó de ayudante de dirección. Finalmente en 1922 acometió su primera película como director, labor que llevaría a cabo hasta el prematuro final de sus días, en 1956, víctima de la leucemia. Sus obras destacaron por su belleza formal, siendo famoso por el modo en que llevó a cabo y depuró la técnica del plano-secuencia.

'Los amantes crucificados' es una de la serie de obras maestras enclavada en su etapa de máximo esplendor. Melodrama enmarcado en el género del  "jidai-geki" (dramas de época), cuenta la historia de cómo una serie de malentendidos provoca la huida de Osan, casada con un rico aunque tacaño empresario, y un empleado de este, al ser falsamente acusados de adulterio, algo que se penaba en el japón del siglo XVII con la crucifixión.

Sin embargo, será esa huida la que acaba convirtiéndolos en amantes, rebelándose contra la sinrazón, el abuso de poder, las mentiras y la represión, lo que convierte a esta obra en una bellísima y apasionada crónica del individuo contra la sociedad, en una defensa de su libertad.