Mucho más que vino en Invinarte

Mucho más que vino en Invinarte
Ennius, un vino 0.=, una de las sorpesas de Invinarte.
Ennius, un vino 0.=, una de las sorpesas de Invinarte.  

 
- Caviar de aceite de oliva, alta conserva o vino sin alcohol con certificación ‘halal’ entre las novedades de la feria gastronómica

- Bodegas, distribuidores y artistas complementan la feria de los amantes del vino que celebra su tercera edición en el Parque Marítimo del Mediterráneo

- “Los ceutíes son más de tinto, pero con el calor han volado los blancos y espumosos”, apuntan los profesionales

- Invinarte 2016, foto a foto


No cabía más gente guapa en el Parque Marítimo del Mediterráneo que este sábado acogía por primera vez la feria de arte y gastronomía Invinarte en su tercera edición. Los últimos bañistas del Parque se cruzaban desde mediodía con los afortunados que contaban con una de las preciadas entradas que, copa en mano, saltaban de expositor en expositor, del tinto al blanco, del cava al frizzante, pasando por el vermú e incluso vino 0.0. Aunque las estrella indiscutible de este sábado ha sido el vino blanco:

“Ceuta es una ciudad de tinto, pero hoy con el calor están volando los blancos”, explica Miguel, de Bodegas Gramona mientras se disculpa con los clientes pues se le había acabado ya el verdejo del que parece haber enamorado al personal. El cava, los espumosos y frizzantes eran los más buscados. Y, contra todo pronóstico, también el vino sin alcohol.

Vino ‘halal’

El expositor de las bodegas vallisoletanas CopaBoca parace uno de los más solicitados, a su alrededor una pequeña multitud tiende su copa. Aquí el protagonista es un vino sin alcohol, hecho con uva airén, una uva blanca usada normalmente para la vinificación, y posteriormente “desalcoholizado”, explica Pedro Melero. Tras el proceso de desalcoholización se le añade esencias de moscato y con una pequeñísima cantidad de azúcares, “sólo 16 gramos por litro”, para evitar, explican, un excesivo dulzor. Resultado: un frizzante blanco, sin alcohol, “0.0 de verdad y con certificado halal”, subraya el representante de las bodegas vallisoletanas que tienen en exclusiva el único vino sin alcohol que se distribuye en España.

Alta conserva

Pero no todas las delicatesen se servían en copa de cristal en Invinarte2016. Luis Sobral, de la Real Conservera Española, demostraba a los incrédulos que las conservas también pueden ser todo un lujo. La mejor prueba se escondía dentro de una plateada lata de sabrosísimos berberechos, a 32 euros la lata. “Esto es Alta Conserva”, explica Sobral, “somos proveedores de la Casa Real de España y también de Inglaterra y Mónaco”. Caviar de erizo, zamburiñas, caballas, navajas, sardinillas, berberechos y mejillones de primera calidad. “Vienen de las Rías Gallegas, seleccionados de entre el mejor marisco del mundo, estos mejillones n vienen de Portugal o de Francia o de Chile como los de los supermercados, es alta conserva”, explica. Pero, ¿qué diferencia a un mejillón del supermercado de estos ‘deluxe’? “Proceden de bateas que no están en las rías sino en el mar, en la desembocadura y sólo seleccionamos los mejillones de la primera fila, los que tienen que combatir con las olas, los mejores”, explica, “es siempre lo mejor de lo mejor”

 

Caviar de aceite

Otra de las agradables sorpresas de Invinarte brillaba como el oro junto a los salazones de ‘Salzone’: el caviar de aceite de la cooperativa San Juan de Jaén, pequeñas perlas de aceite virgen extra con una textura similar al caviar que concentran toda la intensidad y los aromas de los aceites de los que parten y que estallan en la boca al morderlas

Pequeñas sorpresas gastronómicas, eso sí, que es necesario acompañar con un buen vino pero, eso seguro que no falta en Invinarte

Invinarte en imágenes