DEL 21 AL 32

El yoga gana adeptos en Ceuta, de las aulas a la playa

El yoga gana adeptos en Ceuta, de las aulas a la playa
Pamela Kishore durante un taller de yoga en la playa. Imagen de archivo.
Pamela Kishore durante un taller de yoga en la playa. Imagen de archivo.  

Ceuta se suma un año más, y ya van cuatro, a la celebración del Día Internacional del Yoga de la mano de la Comunidad Hindú que ha programado clases de yoga en la playa, talleres de risoterapia y ‘mindfulness’. Es la guinda al trabajo que la Comunidad Hindú realiza durante el año con la inclusión del yoga en la Educación Primaria y que ya practican 111 aulas ceutíes, el doble que en 2017. Una experiencia más que positiva que quieren afianzar con una nueva fórmula, formando a los profesores y profesoras en la iniciación al yoga y a las prácticas de concentración activa.

“Los niños responden muy muy bien, mejor que los adultos”, valora Sony Vashdev, coordinadora del Día Internacional del Yoga y portavoz habitual de la Comunidad Hindú de Ceuta. Uno de los objetivos, además de promover la práctica del yoga como “modo de vida, como filosofía” es “quitar esa idea del yoga como algo religioso”. Esa por ello que en las clases de yoga en las aulas se practican ‘asanas’ (posturas propias del yoga) y ejercicios de atención, conocidos como ‘mindfulness’, que ayudan a la concentración de los chavales.

Y desde el viernes 21 de junio, Día Internacional del Yoga, hasta el domingo 23 se impartirán cuatro clases de yoga, todas en el segundo espigón de la playa del Chorrillo. La primera, impartida por Rosa Fuente, será el viernes de 20.30 horas a 22.00; la segunda el sábado desde las 8.30 horas por Pamela Kishore, ese mismo sábado a las 20.30, impartida por Nieves Ruiz y el domingo,  las 89.30 horas de a mañana, con Natalia Hincapié.

Y durante toda la mañana del sábado, el Hotel Ulises será el escenario de dos talleres, uno de meditación, con Rocío Pablos y un segundo de Yoga de la Risa o risoterapia, con Edith Rivas.

Todas las clases y talleres son gratuitos y La organización recomienda llevar esterilla y ropa cómoda para las clases y los talleres.

El yoga gana adeptos en Ceuta, de las aulas a la playa