Aparecen nuevas pancartas en el Murube atacando a Vivas y a Gaona

Aparecen nuevas pancartas en el Murube atacando a Vivas y a Gaona
Ningún aficionado se identificó detrás de las pancartas
Ningún aficionado se identificó detrás de las pancartas  

- Los aficionados han emprendido una campaña bajo el lema "Salvemos a la AD Ceuta" y recogen firmas a través de la web soycaballa

- ¿Corre peligro el club? Muchos en la grada señalan a la propia directiva como responsable de las pancartas


Tal y como había ido anunciando la afición en diversos foros el Alfonso Murube presentó ayer un escenario en su fondo Este más reivindicativo que el de hace 15 días. Si las dos primeras pancartas desataron una tormenta que acabó con el coche de Aróstegui luciendo la inscripción “viva la AD Ceuta” en su capó, ayer la afición dio un paso más y llenó ese fondo de pancartas que señalaban de forma directa a Vivas y Gaona como culpables de la posible desaparición del equipo.

Las pancartas se hacen eco del rumo que está en la calle y en las gradas del Murube. Casi nadie cuenta con que el equipo solvente las muchas deudas que tiene, con denuncias de jugadores ante la Justicia incluidas, y logre sobrevivir a esta temporada que pudiera ser la última de la AD Ceuta.

Y por eso, hace 15 días el fondo ya lució unas pancartas que responsabilizaban a la Ciudad Autónoma, sin personalizar en nadie y a Alí y Aróstegui, como responsables de esa hipotética situación. Ayer, las pancartas se multiplicaron y atacaban al presidente Vivas, que convaleciente de una operación, ayer no pudo subir al campo, al presidente de la Federación de Fútbol de Ceuta, Antonio Gaona y la consejera de Deporte, Susana Román, cebándose de forma especial con Vivas.

“Gaona la moqueta en tu casa”, rezaba la más ingeniosa de todas. “No al césped artificial!! Con el césped artificial, el Ceuta a regional”, decía otra. “Señor Vivas, señora Román, señores de la oposición, entérense los caballas queremos fútbol. Salvemos a la AD Ceuta”, era una de las frases dedicadas al presidente, pero no la única, otras tres eran más explícitas: “Señor Vivas no se cargue al equipo de la ciudad”; “Juan Vivas ¿cuándo vas a salir a defender a tu Ceuta? Carracao ya lo ha hecho”; “Vivas el que calla otorga. La afición no olvida”, decían.

Sólo una pancarta aparecía con algo similar a una firma. Un sencillo “salvemos a la AD Ceuta. Soycaballa.com”. La página de los aficionados recoge una iniciativa bajo ese nombre “salvemos a la AD Ceuta” y han iniciado una recogida de firmas.

Hay incluso una especie de manifiesto reivindicativo en el que los aficionados muestran “públicamente” su “repulsa e indignación ante los continuos ataques por parte de un sector político local del que está siendo objeto el primer equipo de la ciudad”. Y ante ese malestar piden que el Gobierno de la Ciudad no sea complice y le instan a “mantener el apoyo a esta entidad deportiva, colaborando”.

Tres son las peticiones concretas de los aficionados al Gobierno: mantener el césped natural en el Murube, mantener la subvención para 2012 en los mismos términos al menos que este 2011 y que la tele pública vuelva a retransmitir los partidos del equipo fuera de casa. En definitiva la vuelta a la situación de los dos últimos años, en donde el club directamente a través de la Ciudad Autónoma e indirectamente a través de Radio Televisión Ceuta recibió una cuantiosa subvención.

¿Está el club detrás de las pancartas?

Si bien, a pesar de esta campaña, eran muchos ayer en la grada los que se preguntaban si el origen de las pancartas no tendría al Club como responsable último. Al ataque expreso y directo contra Alí y Aróstegui de hace 15 días se sumaron ayer otros contra el presidente Vivas, la consejera Román y el presidente de la Federación, Gaona. A diferencia de lo que sucede en todos los demás campos de España, ante los problemas financieros, los aficionados no están pidiendo explicaciones a la Directiva por la gestión llevada a cabo. Que la directiva sea el único agente involucrado en la situación del conjunto y el que más responsabilidad tiene y sea el único que de momento se libra de las críticas de la afición hace a muchos sospechar del origen de las pancartas.

A este detalle se suman otros que alimentan esas dudas. La única peña con presencia en el campo, la de Alex Hornillo cambia de fondo en cada descanso para situarse siempre en aquel que ataca el conjunto local. Su pancarta visible siempre, en todas las jornadas, cambia con ellos de fondo. Las reivindicativas, en cambio, permanecen estáticas. Nadie las mueve. Nadie ha visto a sus responsables ponerlas.

Y por último, la afición esperó ayer al minuto 82 de partido para entonar cantos reivindicativos acordes a lo que decían las pancartas. Sólo mencionaron a Gaona. Su protesta cantada duró menos de un minuto.