La A.D. Ceuta sufre para lograr un empate 1-1 frente al Almería B


La A.D. Ceuta sufre para lograr un empate 1-1 frente al Almería B

- Los caballas regalaron la primera parte y no lograron empatar hasta los últimos minutos del partido

- Rubén, para los locales al final de la primera parte, y Julio de Dios fueron los goleadores

La AD Ceuta sólo se pudo llevar un empate de Almeria, que rescató tras una gran segunda parte en la que encerró en su campo al filial almeriense. El equipo caballa regaló toda la primera parte, en la que apenas intervino ofensivamente y dejando la iniciativa al equipo local, que aunque sin grandes alardes fue el que más interés puso en abrir el marcador.

El empate final no supone nada sustancialmente significativo para un Ceuta que sigue en la zona media de la tabla y que no termina de arrancar. Sumando un solo punto los de Lobera no progresan y dificilmente llegaran a la zona alta de la clasificación por este camino. El Ceuta ni siquiera se pudo tomar la revancha de la reciente eliminación en la Copa Federación y a punto estuvo incluso de perder de nuevo. A la hora de la verdad se notó la ausencia de Segura, Aitor y Hornillo y el equipo se mostró muy plano y previsible, más alla de su tímida reacción en el segundo período, cuando con Gerard y Alfonso en el campo tuvo algo más de profundidad y dinamismo, la que le faltó en un primer tiempo en el que no creó ni una sola oportunidad de gol ante un rival que puso más ganas que los ceutíes.

Los de Francisco comenzaron el encuentro con más brio y tuvieron más ocasiones, sobre todo por medio de Pallarés, Cristóbal y Abel, jugando con más rapidez y superando la primera linea de presión del Ceuta con bastante facilidad. El Ceuta intentaba estar ordenado pero la movilidad de los jugadores almerienses le creó más de un problema además de su propia incapacidad para sacar el balón controlado de su área. Los de Lobera parecían algo apáticos y con pocas ideas cuando tenían el balón, esperando acaso el desgaste de su rival para encontrar una ocasión propicia que no llegó. Y así hasta que en el último minuto de la primera parte un fallo en la entrega de Toledo permitió a Rubén marcar después de quedarse solo ante Torres, con un remate por alto y con su zurda. Fue un regalo que castigaba a un Ceuta indolente y que llegaba además en un pésimo momento para encarar la segunda parte.

En la segunda mitad los caballas adelantaron sus lineas y el dominio cambió de bando y el Almeria B fue un mero comparsa ante un Ceuta dominante y que encerró a su rival en su campo. Aún así tuvieron la sentencia los locales después de un pase de la muerte de Abel sobre Rubén, pero el jugador local falló cuando lo más fácil era marcar. El Ceuta buscaba el empate aunque sin un dominio avasallador y lo hacía solo en jugadas aisladas, con problemas para encontrar resquicios en la ordenada defensa del equipo almeriense. Poco a poco los ceutíes fueron acosando a Lopito, con disparos lejanos de Añete y Germán que estuvieron a punto de acabar en las redes. Al Ceuta le costaba llegar con el balón controlado y por las bandas tampoco encontraba claridad, así que lo probaba desde la distancia o con centros que no encontraban rematador, cuando no las acciones morían en su propia imprecisión. El empate era sólo cuestión de tiempo y llegó a falta de siete minutos. Al igual que sucedió en la primera parte con el regalo de Toledo, esta vez fue la defensa almeriense la que le devolvió el obsequio al Ceuta y Julio De Dios recibió un balón que solo tuvo que embocar a gol de disparo cruzado.


FICHA TÉCNICA

UD. Almería B: Lopito, Rubén, Trujillo, Alberto, García Márquez, Cristóbal (José Ramón, 86´), Abel (Cristian, 73´), Pallares, Sebas (Coro, 88´), Lillo y Alcalá

AD. Ceuta: Torres, Arnau, Samu, Pereira (Alfonso, 76´), Julio de Dios, Toledo, Añete, Andrés, Guzman (Fernando, 92´), Germán, Alex Fernández (Gerard, 61´)

GOLES: 1-0 (45´) Rubén 1-1 (83´) Julio de Dios

ÁRBITRO: Melgares Aguilar (Colegio murciano). Tarjetas amarillas a Rubén, Cristóbal, Abel, Alcalá, Lillo; Pereira, Germán.

CAMPO: Mediterráneo. 800 espectadores.