Gaona niega haber sido coaccionado por Villar y alega que se negó a apoyarle aconsejado por su asesor jurídico

Antonio García Gaona, presidente del FFCE

El presidente de la Federación de Fútbol de Ceuta (FFCE), Antonio García Gaona, ha negado que se sintiera coaccionado por la llamada del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, ahora en prisión, y ha explicado que se negó a firmar la carta de apoyo aconsejado por el asesor jurídico de la FFCE porque "el fondo de la carta y sobre todo la forma no me parecían correctas".

Ni coaccionado ni amenazado, ha insistido García Gaona, por el presidente de la RFEF, Ángel María Villar y la prueba está en que apenas dos semanas después éste visitaba la ciudad autónoma. "La relación es estupenda, todos lo habéis visto", ha apuntado Gaona.

"En el Auto solo hay una conversación que es pública y notoria, yo conocía la existencia de esa llamada, más o menos en los mismos términos, y obedece a una cuestión que está todavía sometida a investigación", ha zanjado el asesor jurídico, Manuel de la Rubia descartando de paso que la subvención concedida a la FFCE para levantar la flamante nueva sede ceutí esté vinculada a esa llamada. "Le puedo decir que la subvención se recibió mucho antes, hay dos préstamos hipotecarios que se piden para la construcción de esta sede, uno por 1,6 millones y otro por dos millones y una tercera fase de la que no hemos podido hacer nada porque se nos dijo que no había más dinero y estamos en ello, intentando acabar la tercera fase".

Gaona, nervioso y procurando ofrecer respuestas cortas y al pie, ha subrayado que "gracias a Dios somos lo que somos gracias a nuestro trabajo, del equipo y a la RFEF y a la Ciudad que han ayudado enormemente". De momento no han sido llamados a declarar en la instrucción del caso. "Todavía no", han matizado.