INCIDENTES

La Gimnástica de Ceuta culpa al presidente del Sporting de la tensión que derivó en invasión del campo

La Gimnástica de Ceuta culpa al presidente del Sporting de la tensión que derivó en invasión del campo
Archivo
Archivo  

La directiva de la Gimnástica de Ceuta ha querido desmarcarse en un comunicado de la invasión de campo y los enfrentamientos vividos en el Alfonso Murube en su duelo con el Sporting de Ceuta. Una situación de la que culpa al presidente de Sporting, Fuad Harrús, al que responsabiliza del “clima enrarecido que viene soportando este club desde hace más de tres meses” y al que invitan a “que recapacite” y “ dé marcha atrás en esta polémica que ha derivado en unos hechos lamentables”.

“Nadie desea que el deporte se convierta en un campo de batallas personales”, lamentan achacando este “clima enrarecido” a que “circunstancias ajenas al deporte se inmiscuyan y deterioren la convivencia en la comunidad del fútbol ceutí”, señalan. “Un ambiente que va más lejos del deporte rey y que está fracturando la comunidad deportiva ceutí.”

“En aras de un mundo al que amamos profundamente como es el deporte base, le solicitamos que recapacite”, ruegan desde la Gimnástica lamentando los incidentes, que provocaron la suspensión del partido de la Liga Nacional de Juveniles, en su Grupo XIV (Andalucía y Ceuta) después de que numerosos aficionados invadieran el terreno de juego en respuesta al lanzamiento de una botella a la grada de un jugador gimnástico.

Tras la tangana, el árbitro decidió pitar el final del partido, con dos jugadores de la Gimnástica y uno del Sporting expulsados, el 1-0 en el marcador a favor del Sporting y a falta de dos minutos para el final del partido.