El Gobierno pagará a JP por el mantenimiento de sus caballos aunque luego le cobrará el servicio


El Gobierno pagará a JP por el mantenimiento de sus caballos aunque luego le cobrará el servicio

- La empresa de Javier Pérez se lleva el concurso para el mantenimiento de los 114 caballos de su propiedad que viven en las instalaciones municipales y que dice no poder atender

- La Ciudad asegura que repercutirá a modo de factura a Javier Pérez el coste que tendrá pagar a Javier Pérez por el mantenimiento, cuidado y alimentación de sus propios caballos

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta ha resuelto el concurso administrativo que convocó para mantener y cuidar a los caballos que Javier Pérez ha reconocido no poder mantener y que siguen en las instalaciones municipales de la hípica y el ganador de dicho concurso es el propio Javier Pérez, que ha presentado la mejor oferta y al que la Ley Concursal le obliga, tal y como ha reconocido el propio Ejecutivo, a concurrir contemplando un porcentaje del precio como beneficio industrial. Dicho de otro modo, la Ciudad Autónoma de Ceuta a través de su Gobierno ha resuelto contratar el mantenimiento y la alimentación de los caballos que Javier Pérez reconoce no poder atender al propio Javier Pérez y por tanto va a pagar a Javier Pérez por atender a sus caballos.

A la licitación concurrieron tres empresas, pero la “mejor oferta” la presentó la de Javier Pérez, según ha explicado Hachuel en rueda de prensa, tras el Consejo de Gobierno de este viernes.

Eso sí, Hachuel ha garantizado que la Ciudad pasará factura al propietario de los caballos, el propio Pérez, repercutiendo el coste que suponga para la Ciudad el coste de mantener a los animales. De ser cierto, el hasta ahora cabeza visible de los servicios hípicos municipales, Javier Pérez va a trabajar gratis, dado que lo que gane en mantener y alimentar a sus caballos tendrá que pagárselo a la Ciudad Autónoma que es a su vez quién le va a pagar.

La fórmula para cobrar a Pérez la deuda que pueda generar no va a ser la de detraerle ninguna cantidad en los pagos por el servicio que ha ganado, eso también lo ha aclarado Hachuel.

El portavoz gubernamental tampoco ha sabido concretar si Pérez paga en estos momentos alguna cantidad por mantener a sus caballos a cobijo en la instalación municipal como sí hacen otros usuarios, aunque al portavoz tampoco le consta este extremo.

Habida cuenta como están las cosas, el Gobierno sigue en conversaciones con el propio Pérez para encontrar una salida y una solución a la situación. Y Hachuel ya ha reconocido que si se compran no se van a comprar todos los caballos propiedad de Pérez, de los 114 existentes en las instalaciones la Ciudad calcula que le sobran unos 40 para mantener las actividades que se vienen ofertando y disfrutando en la hípica hasta ahora, aunque se trata sólo de una estimación inicial que no ha entrado en profundidad al detalle de qué clase de équidos serían los interesantes para cada actividad y cuáles no encontrarían acomodo en ninguna.