MDyC cuestiona el reconocimiento de deuda por 1,5 millones a Arasti Barca que el ICD quiere aprobar


MDyC cuestiona el reconocimiento de deuda por 1,5 millones a Arasti Barca que el ICD quiere aprobar

- La formación de Fatima Hamed cree que el expediente que Fernando Ramos llevará a la Junta Rectora del ICD antes de comparecer en el Pleno este lunes "no cumple con los mínimos requisitos legales"

- Sin validación alguna de la Intervención sobre las facturas y con diferencias entre las cuantías de facturas que deberían ser idénticas o con servicios que se pretende cobrar a pesar de que la piscina del Díaz Flor estuvo 7 meses cerrada en 2015

El Gobierno de la Ciudad pretende aprobar este lunes en el Consejo Rector del Instituto Ceutí de Deportes un reconocimiento de deuda a favor de la empresa Arasti Barca por los servicios prestados con los monitores de piscina que asciende a 1.533.186,38 euros por facturas impagadas entre 2011 y 2015 a las que se suman los intereses de demora. Un reconocimiento de deuda que desde el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta (MDyC) cuestionan que se vaya a hacer respetando la legalidad por lo que van a pedir la retirada del expediente. La formación entiende “que no cumple con los mínimos requisitos legales”.

La reunión del Consejo Rector se ha convocado instantes antes de que arranque la sesión plenaria en la que el consejero de Juventud, Deportes, Turismo y Fiestas, Fernando Ramos, dé explicaciones sobre su gestión en materia deportiva.

El MDyC ha señalado hasta 4 puntos que no comparte sobre lo que recoge el expediente de reconocimiento extrajudicial de deuda. Lo primero que ha señalado la formación que lidera Fatima Hamed es que el reconocimiento de la deuda comprende facturas entre los años 2011 y 2015, si bien la misma Junta Rectora del ICD, regularizó el 20 de enero de 2015 las deudas entre agosto de 2012 y octubre de 2013, según el relato del MDyC, lo que lleva a la formación a “dudar que existan facturas de ese periodo”.

Tampoco comparte la formación los importes de las facturas de 2011, que señala “no coinciden con las mensualidades que debían facturarse”.

Tampoco ve afinadas las facturas de los años 2014 y 2015: “existen diferencias cuando realizándose, según el informe técnico, las mismas actuaciones, no pueden variar las cantidades”.

Y por último ataca a la facturación por los servicios prestados por la empresa en 2015, cuando la piscina Lorena Miranda del Díaz Flor permaneció cerrada durante casi 7 meses. “No entendemos qué servicios se han facturado durante ese periodo”, ha explicado la formación.

Con carácter global, el partido político de la oposición ve “incongruencia” en las fechas de la propuesta que realiza la Consejería de Deportes, “inexactitud” en los datos del informe de la Gerencia del ICD, “incoherencia” en el informe técnico y además se refieren a unos informes “que no están incluidos. Las prisas no son buenas consejeras. Si el señor Ramos desea aparecer en la comparecencia ante el Pleno el Ayuntamiento aparentando una cierta eficacia en su trabajo, debemos indicarle, con el debido respeto, que en la Administración no es factible saltarse la ley, aunque a su jefe y a él les parezca una cuestión habitual”, ha atacado la formación.

Tampoco consta en el expediente facilitado a la oposición “un solo documento de la Intervención del Ayuntamiento en el que se valide la supuesta deuda del ICD con la empresa, lo que unido a la falta de explicación de las facturas pone en duda la realidad de la misma”, ha abundado el MDyC

Compartiendo la cuantía o no, el MDyC acusa al Gobierno de “haber provocado una deuda con la empresa y la posibilidad de que los trabajadores de la empresa pasen a la plantilla del ICD (tal como hemos visto en numerosas ocasiones) al haber demandado a la Ciudad por su situación laboral”.

La actuación ha vuelto a provocar que el grupo de la oposición cambie el nombre de Gobierno por el de “Desgobierno”, que califique la gestión de “nefasta” extendiendo el calificativo a todo lo realizado en materia de deportes durante los últimos 15 años. “Inacción, incapacidad y dejadez de todos los que han pasado por el ICD” es lo que ha creado esta situación, según el MDyC.

Con ironía el partido político coloca otro calificativo el de “austero” al presidente Vivas, para afearle que este millón y medio de euros no figura en los 203,9 millones de deuda bancaria que reconoció que tiene la Ciudad Autónoma, este viernes. Los de Fatima Hamed estiman que en “deuda comercial y oculta por los cajones deben de existir otros 15 millones de euros”.