Muñoz planea convertir la AD Ceuta en Sociedad Anónima Deportiva y abrir un concurso de acreedores

Muñoz planea convertir la AD Ceuta en Sociedad Anónima Deportiva y abrir un concurso de acreedores
El presidente, en el plató de 'Club Deportivo'.
El presidente, en el plató de 'Club Deportivo'.  

- El presidente de la AD Ceuta rompe su silencio en el programa 'Club Deportivo' de RTVCE reprochando a Vivas que le haya puesto "a los pies de los caballos" negándole el dinero que le dio a Escane y apostando por la desaparición del equipo

- El empresario asegura que no se irá y denuncia que el Gobierno del PP está "distrayendo dinero" hacia la Federación de Fútbol de Ceuta


El presidente de la Asociación Deportiva Ceuta, José Antonio Muñoz, ha roto su silencio este lunes en el programa 'Club Deportivo' de RTVCE y ha anunciado que no se irá, ni él ni ninguno de sus directivos, aunque el equipo compita la próxima temporada en Tercera y aunque el Gobierno de Vivas siga sin aportar "el dinero que prometió". Sus planes para lidiar con los números rojos del club pasan (al margen de lo que pudiera dejar en caja una hipotética salida de Lobera) por convertir la entidad en Sociedad Anónima Deportiva, convocar un concurso de acreedores y subastar su plaza en Segunda B para liquidar deudas.

Según sus cifras, a la Asociación Deportiva le han faltado este año "unos 380.000 euros" para cerrar el año sin mayores dificultades económicas. "Estamos pidiendo 700.000 euros o así, no 1,2 millones, pero si no se puede, si se quiere subir a otro club, habrá que mirar a la cantera, indiscutiblemente", ha señalado. Entre constantes alusiones a quienes dirigieron el club antes que él con Escane a la cabeza, colectivo que según ha recordado recibió "9 millones de euros que tendrían que haber bastado para dejar el club saneado", Muñoz ha sido duro con el Ejecutivo del PP por "no decir la verdad en público".

“Me quedo sorprendido de que en Ceuta se hayan manejado 9 millones de euros y el club no esté saneado”, ha lamentado Muñoz sobre la gestión de quienes le precedieron al frente de la Asociación Deportiva. “Lo cogimos el año pasado con algo más de un millón de deuda sin computar 560.000 más con Hacienda, con lo que la suma es superior a la deuda que yo dejé en mi etapa anterior en el club”, ha advertido.

Con la auditoría de Escane en la mano, Muñoz ha querido aportar cifras de sus denuncias tras asegurar que hay “gente” a la que no ha mencionado por sus nombres que quieren hacer desaparecer el club “porque muerto el perro se acabó la rabia”. El presidente ha asegurado que cualquier socio o abonado tendrá derecho a revisar toda la documentación contable del club y ha anunciado que el próximo 31 de mayo organizará una asamblea para todos ellos.

“Quiero despejar toda duda sobre el uso que se han dado a los fondos públicos porque aquí lo que hay que hacer es hablar claro: yo no he hecho ninguna mala gestión económica porque lo que ha habido han sido incumplimientos de la Ciudad Autónoma”, ha alertado. Muñoz ha explicado que nada más coger el club se tuvo que hacer cargo de 250.000 euros de atrasos: “En cuatro años se cogió mucho dinero para tener estas deudas”, ha insistido en el programa que presenta Javier Navas en RTVCE.

El presidente ha asegurado que ni siquiera pudo disponer del Plan de Saneamiento de la temporada 2010/2011 porque lo negoció Escane "en enero". “Anticiparon el dinero para cobrarse lo que tuvieran que cobrar, pero nosotros sólo hemos usado el actual, no el millón de euros anterior”, ha remachado. “El que no quiera ver que yo cogí 3,6 millones en cuatro años y que otras personas cogen 9 hay una diferencia grande; a mí se me acusaba de jugar a ser campeón con muchísimo menos presupuesto, pero ellos, con el apoyo de la Ciudad volcada y dominando la Federación han cogido lo que no está escrito”.

Muñoz ha atacado al Gobierno por “entretenerle” durante 5 meses. “Lo menos que se puede hacer es ser sincero, y si no hay dinero reconocerlo y decir que habrá que jugar en otras categorías, pero no dejar a la gente a los pies de los caballos porque yo voy a demostrar que me prometieron lo que me prometieron”, ha aseverado tras repetir en varias ocasiones que en reiteradas veces se le dejó entrever desde el Ejecutivo que lo mejor era que el club desapareciese.

Como prueba añadida de la inquina que aprecia en el Gobierno y otras personas a las que no ha puesto identidad expresa, Muñoz ha dicho que el Ejecutivo de Vivas le pide al club "más de 2.400 euros" mensuales por seguir en su sede social "mientras quiere alquilar la antigua a un empresario por 300".

"Administrando ruinas yo no puedo sanear el club"

“Administrando ruinas yo no puedo sanear el club”, ha proseguido Muñoz, que ha arremetido contra el dinero inyecctado a la Federación por múltiples vías, aunque se ha regodeado más con los “150.000 euros consignados para dar pataditas a la pelota cuando aquí en Ceuta la verdadera escuela es la de Paquirri y esta gente”.

"No es cómo dice el presidente: nosotros nos reunimos en julio para decirle que con esa subvención no se podía tirar, pero el día 15 me llamó Román y me dijo que se había tratado el remanente de 2011 en el Consejo de Gobierno y que había un dinero, 164.000 euros, que podíamos percibir de inmediato si los partidos se televisaban en diferido. Luego se me dijo que no había dinero y me lo tuve que tragar", ha repasado.

Muñoz ha explicado que, ante el devenir del asunto, en diciembre remitió una carta personal a Vivas reprochándole sus incumplimientos y anunciándole su dimisión el 4 de diciembre de 2011. "Entonces yo podía haber traspasado a ocho jugadores y librar la mayor parte del gasto, pero ampliaron el Plan de Saneamiento que luego no negocia un banco porque yo pido dinero para esta temporada... Con esos 300.000 euros o un poco más se hubiese arreglado la temporada", ha lamentado. “No lo hice porque contaba con el apoyo económico de antes, pero no, aunque he sido prudente y me he callado y he esperado entre muchas mentiras, falsedades y zancadillas”, ha destacado.

El futuro de Lobera

Sobre la hipotética marcha del actual entrenador del club, Sergio Lobera, al Fútbol Club Barcelona, Muñoz ha dicho que "no se pondrán pegas si se satisfacen nuestras peticiones económicas, que no serán muy elevadas". "Creo que su cláusula es de un millón de euros y no creo que se vaya a pagar, pero si con su marcha arreglamos nuestros problemas económicos me daré por satisfecho", ha argumentado.