UN EQUIPO MILITAR CRUZA A NADO DEL ESTRECHO

¡Reto solidario superado, mi capitán!

¡Reto solidario superado, mi capitán!
LLegada del equipo militar a la playa de La Ribera tras cruzar el Estrecho.
LLegada del equipo militar a la playa de La Ribera tras cruzar el Estrecho.  

Pese al fuerte viento de Poniente y las corrientes cambiantes, el equipo militar ha logrado superar el reto con creces, llegando incluso antes de lo previsto a la playa de La Riebera, después de salir del Puerto de Tarifa pasadas las 12.30 de la mañana. Y han llegado como se espera de un militar, con la fuerza suficiente para ponerse firmes en la orilla y presentarse ante sus superiores alrededor de las 18.30.

Equipo de la Academia Militar que ha cruzado a nado el EstrechoEn la orilla les esperaban las principales autoridades para recibirlos como héroes. Carmen, la única mujer del equipo ha explicado que se les ha hecho "más corto de lo esperado" aunque han tenido que luchar con el oleaje, "aunque a veces venía a favor y eso ayudaba". Para ella se guarda el momento del avituallamiento, flotando en medio del Estrecho con una vista única. Una dura prueba para la que apenas han tenido tiempo para entrenarse, nadando en piscina y en aguas de Barcelona y Valencia.

Una sensación de brevedad que corrobora el capitán Egea, eufórico tras "la mejor experiencia de mi vida" aunque de corto nada: "en el foso llevábamos veinte kilómetros largos". Egea admite que el Poniente les ha ayudado mucho, "se han alineado todos los astros para que salga un día así, solo teníamos una fecha y con el levantazo que ha habido estos días ha sido increible que salga un día de Poniente como e de hoy". El tramo más duro ha sido sin duda los 400 metros del foso, con la corriente en contra

Foto de familia con las autoridades

¡Reto solidario superado, mi capitán!