DEBATE DE PRESUPUESTOS

Alí: “Estos presupuestos que pretenden aprobar hoy son una traición al pueblo de Ceuta”

Alí: “Estos presupuestos que pretenden aprobar hoy son una traición al pueblo de Ceuta”
Mohamed Ali durante su intervención en el Pleno de este lunes.
Mohamed Ali durante su intervención en el Pleno de este lunes.  

Alí carga las tintas contra el Gobierno por su pacto encubierto con VOX y acusa al PP de “dar la espalda a la realidad y los problemas de Ceuta” al no consignar dinero para resolver los problemas de la ciudad


El portavoz del grupo más minoritario de la Asamblea, Mohamed Ali (Caballas), ha cargado duramente en su discurso en el Pleno que se debate el Presupuesto General de la Ciudad para 2020 contra el Gobierno de la Ciudad. Alí ha concluido su discurso inicial recordando la cita del propio presidente Vivas en su copa de Navidad en el PP este pasado fin de semana y dándole la vuelta. Una frase de ida y vuelta con la que Vivas cargó las tintas al encontrarse con que el Gobierno de España congelaba 7,2 millones de euros destinados a la Ciudad para paliar los costes de la producción del agua. Entonces desde la derecha se acusó al Gobierno del PSOE de traicionar a Ceuta. Vivas dijo en la copa de Navidad que él nunca traicionaría a Ceuta y Alí este lunes ha concluido tras repasar el texto presupuestario que es en sí mismo “una traición al pueblo de Ceuta”.

Sus razones para concluir eso están en la falta de partidas que atiendan los problemas más importantes que tiene Ceuta: falta de inversión en barrios, 0 euros para vivienda, 0 euros para atender la problemática fronteriza, falta de medidas para paliar el paro y congelación de partidas sociales por esos 7,2 millones de euros que está por ver si llegan o no finalmente a las arcas municipales.

Esa cuestión ha centrado buena parte del rifirrafe dialéctico entre el consejero responsable de los presupuestos, Alberto Gaitán y el portavoz de Caballas, Ali. Así, el de Caballas ha tendido la mano al Gobierno para reclamar ese dinero, pero ha trazado una línea roja, “el chantaje” que en su opinión soporta el argumentario del Gobierno al poner en duda partidas sociales para paliar esas cantidades. Partidas que Ali ha repasado que dependen para su ejecución de que llegue esa cantidad, así el Gobiern prevé recortar el Ingreso Mínimo de Inserción Social (IMIS), la partida para la adquisición de libros de texto –“¡en la ciudad del fracaso escolar!-, se ha indignado Ali; las políticas sociales, el plan de prevención de delincuencia juvenil, el fondo para favorecer la inserción laboral de jóvenes y mayores de 45 años…, ha repasado el de Caballas.

“¿Dónde está la lealtad institucional?”, se ha preguntado Ali. “O nos dan 7,2 millones o maltratamos y machamos a la gente más vulnerables. Por ese camino no cuenten con nosotros. Sin chantajes, sin someter a la gente de Ceuta a la negligencia de su gestión”, ha manifestado Ali.

Y es que para el de Caballas, el Gobierno ha sido negligente. El localista le ha preguntado al Ejecutivo en qué momento se bregaron en evitar que esos 7,2 millones no llegaran. En su relato de lo sucedido Ali ve que no se supo nada del asunto hasta hace sólo unas semanas. Gaitán se ha defendido aludiendo a gestiones previas desde septiembre con el Gobierno central en las que recibieron buenas palabras y buenas perspectivas, cosa que se torció tras las elecciones. Unas gestiones relatadas desde septiembre que para Ali suponen un acto de fe creerlas por la falta de publicidad de las mismas con las que se ha desempeñado el Gobierno.

Alí ha centrado buena parte de su discurso en el pacto encubierto con VOX, lo ha introducido desde el inicio cuando ha establecido dos cuestiones previas a entrar en los pormenores del presupuesto. De un lado la picaresca gubernamental de poner el Pleno de debate presupuestario un 23 de diciembre, “cuando la gente está a otra cosa, prácticamente en Nochebuena. Un Gobierno que se precie debería pretender que la gente estuviera pendiente y el debate alcanzara a la ciudadanía, pero no, lo celebramos un 23 de diciembre”. Una cuestión que ha hecho extensiva a los grupos de la oposición al recordar que el Gobierno está en minoría.

La otra cuestión previa ha sido precisamente el cambio de apoyo del Gobierno del PSOE a VOX. Alí ha reprochado al Gobierno que ahora venda que se va a ahorrar dinero en el cese de controladores, ha calificado el asunto de “conchaveo”. Ha criticado al PSOE por su falta de transparencia para reconocer un pacto al inicio de la legislatura con el PP y ha hecho lo mismo con el PP por ese asunto y por el reciente pacto encubierto con VOX. Ahí ha sido especialmente duro Ali.

“El PSOE entre otras lindezas les ha apoyado las cuentas de Procesa, de Emvicesa, un expediente de modificación de crédito y ahora viene a votar en contra, de locos. VOX ha traído a este Pleno la contratación de una auditoría externa de las cuentas de la Ciudad y ahora van a votar el presupuesto. No nos tomen el pelo. Si quieren hacer un acuerdo de Gobierno con VOX, háganlo. Con luz y taquígrafos, pero díganlo. A unos no nos gustará y a otros sí. Pactar el ejercicio económico y las políticas que se van a llevar a cabo en la ciudad de Ceuta es un acuerdo de Gobierno. Este vaivén de nombramientos no le hace bien al pueblo de Ceuta. Si tienen un acuerdo díganlo abiertamente y ya veremos que pasa. Algunos le diremos al presidente Vivas que mintió”, ha dicho Ali, haciendo hincapié en la promesa reiterada durante toda la campaña del presidente de que no pactaría con VOX. “Podremos decir eso, ¿no?”, ha apuntillado Ali.

También ha sido especialmente duro Ali con dos de las cuestiones concretas y partidas de las que el propio VOX ha alardeado, la retirada de la subvención a la asociación Mujeres Progresistas y los 12.000 euros que recibía y ya no recibirá la oenegé Enfermos Sin Fronteras.  “Guiños a su pensamiento ideológico” de parte del Gobierno ha sentenciado Ali.

“Que crean que van a acabar con la presión migratoria en el hospital por retirar 12.000 euros a Enfermos Sin Fronteras… Háganselo mirar. La calidad democrática de una institución como esta depende de los gestos humanos que hagamos. Y esa oenegé atienda a personas, a niños con cáncer. ‘Es que son marroquíes, son el demonio’… La calidad democrática de esta institución también depende de su humanidad. Reflexionen cuando vayan a misa. No es de buenas personas hacer lo que hacen. Tienen morrocofobia y les molestan las mujeres, sobretodo si son progresistas. Lo que le han quitado es pecata minuta. No sé si es consciente, señor Verdejo que van a avalar la política del PP, los que eran corruptos, traidores a la patria, por quitarle 12.000 euros a los que ayudan a los niños enfermos porque son marroquíes y a las mujeres progresistas”, ha repasado Ali.

Ali además ha criticado al Gobierno por ese pacto con quienes “sueltan perlas en redes sociales sobre la fiesta del sacrificio”. Ali también ha puesto sobre la mesa un posible uso partidista de la institución para “arreglar la situación particular de un concejal”, en una alusión velada al número 3 de VOX, que sigue esperando la resolución de la Secretaría de la Asamblea a su petición de profesionalizar su asignación como concejal y que pueda cobrar un salario parecido al que tenía como inspector de policía en lugar de los 1.200 euros no cotizables que tienen asignado en concepto de dietas todos los concejales sin responsabilidad gubernamental.

Presupuesto

Más allá de estas cuestiones, Ali ha repasado la falta de partidas para atender los problemas de Ceuta. Especialmente incisivo ha sido con la situación de la educación al hilo del informe PISA que retrata a la enseñanza local. “Se van a reiterar y agudizar los problemas que existían”; ha sentenciado Ali, que considera que los presupuestos son continuistas.

“Ceuta está a la cola nacional en la escolarización temprana y ¿creen que van a resolver el problema con 50 plazas de educación infantil? No. No hay una apuesta decidida. PISA nos ha dejado a la altura del betún. Han tenido la posibilidad de incorporar alguna medida para combatir esos demoledores datos”, ha disparado Ali.

“Es un documento que da la espalda a la realidad y los problemas de Ceuta. Nada en absoluto para combatir el paro. Son los empresarios, no Caballas los que hablan de ‘desastre económico’ por la situación de la frontera. No incorporan nada para atender ese problema”, ha proseguido Ali.

“Hablar del Gobierno de España es lavarse las manos y olvidar que ustedes han sido Gobierno de España y durante muchos años. Algún porcentaje de responsabilidad tendrán en las raquíticas plantillas de la Guardia Civil y la Policía Nacional, en la precariedad de las infraestructuras”, ha espetado Ali.

También ha reprochado la falta de medidas en materia de vivienda en una ciudad en la que los alquileres están por las nubes y los jóvenes no pueden acceder a un techo para emanciparse o hay sobre la mesa miles de peticiones de viviendas a un precio razonable, 0 euros a vivienda nueva en 2020 en el presupueto, ha recordado el de Caballas.

También ha incidido en el desequilibrio territorial al considerar que la inversión destinada a barrios es insuficiente para paliar esas dos Ceutas. Ali ha cifrado en el 1,2 por ciento del presupuesto esa inversión.

Y ha acusado al Gobierno de enterrar dos ideas recogidas en el plan estratégico de la ciudad, el desarrollo turístico, al que tampoco le ha encontrado partida específica y el problema del cruce del Estrecho.