CORONAVIRUS

Así se ha reorganizado Correos ante la pandemia

Así se ha reorganizado Correos ante la pandemia
Archivo
Archivo  

Correos informa que, ante la situación de alarma, está adoptando medidas informativas, preventivas y organizativas desde el 28 de enero, que se han ido intensificando a medida que evolucionaba la situación. En la actualidad, insisten en un comunicado oficial, Correos solo presta el servicio postal público obligatorio, para lo que ha reorganizado su operativa y ha implementado nuevos protocolos de actuación para garantizar la continuidad del servicio público y proteger la salud de sus trabajadores y clientes. El Servicio Postal Universal es el conjunto de servicios postales cuya prestación garantiza el Estado de forma permanente en todo el territorio nacional y a precio asequible para todos los ciudadanos.y comprende:¡ Cartas de hasta dos Kgs, nacionales e internacionales. Paquetes postales de hasta 20 kgs. (Paquete Azul). Giros postales. También se incluyen los servicios de certificado y de valor declarado.

Además, Correos deberá efectuar las notificaciones de procedimientos administrativos, como los referidos a situaciones estrechamente vinculadas a los hechos justificativos del estado de alarma, o que sean indispensables para la protección del interés general o para el funcionamiento básico de los servicios. Los que se refieran a los ámbitos de la afiliación, la liquidación y la cotización de la Seguridad Social. Y los que se refieran a los plazos tributarios en general de todas las Administraciones Públicas.Además, de las relativas a los procedimientos en los que, durante la vigencia del estado de alarma, el Gobierno decida que se revoca la suspensión de términos y plazos en los procedimientos administrativos y judiciales.

Correos además ha cambiado la operativa. Así, los carteros trabajan en turnos alternos (unos equipos un día; otros, al siguiente). Se ha suspendido el turno de tarde y el reparto en sábados. Se ha cambiado la forma de entregar las notificaciones y los envíos registrados para eliminar el contacto entre personas: Los envíos que no se pueden dejar en el buzón se entregan en el suelo de la puerta del domicilio (o mostrador de la oficina en caso de que la entrega no se pueda efectuar en domicilio), requiriendo los datos al destinatario (Nombre completo, DNI) si fuera necesario (sin firma en las PDA), y evitando en todo momento cualquier contacto entre trabajadores de Correos y clientes.

Las oficinas se mantienen abiertas, pero solo de 9:30 a 12:30 h.

La red dispone de guantes, geles y mascarilla, el nivel de protección máximo indicado por las autoridades sanitarias de España. Se han instalado mamparas protectoras (4.500 en toda España) en las oficinas de Correos con la finalidad de incrementar la seguridad de los trabajadores y proteger su salud. Desde el 10 de marzo, Correos está ofreciendo que se queden en casa las personas que comunican estar incluidos en grupos de riesgo (enfermedades respiratorias, inmunodeficiencias o gestantes) o con necesidad de conciliación familiar por cuidado de hijos o mayores dependientes. Se han aplicado medidas de flexibilidad horaria, cambios de turno, turnos alternos y teletrabajo.

Se ha ampliado también como colectivo especialmente sensible a los mayores de 60 años, conforme a las indicaciones remitidas del Ministerio de Sanidad (Centro de Coordinación de Alerta y Emergencias Sanitarias). Estas personas permanecerán en su domicilio, aplicándose medidas de teletrabajo en aquellos casos que sea compatible con su actividad.

En todo este contexto, subrayan, se están agilizando los servicios, algunos prioritarios, como la entrega ahora de mascarillas a transportistas, para mejorar la situación de algunos de los colectivos más expuestos durante la crisis del Covid-19. En Ceuta, se realizará la distribución de un total de 376 mascarillas entre 35 transportistas.

Así se ha reorganizado Correos ante la pandemia