De la boyante y luminosa noche en blanco al puente de sombras de apaga y vámonos

De la boyante y luminosa noche en blanco al puente de sombras de apaga y vámonos
El bulllicio se traslada de las calles y los comercios a los barcos en sólo una semana
El bulllicio se traslada de las calles y los comercios a los barcos en sólo una semana  

- Los garajes de FRS en sus salidas de las 15 y las 18 horas y el del Passió Per Formentera de las 16 horas están llenos al menos desde el jueves por la tarde

- Los comercios que se sumaron a la noche en blanco facturaron un 80 por ciento más que cualquier otro viernes y los del Black Friday, un 50 por ciento


Como si de un enfermo esquizofrénico más se tratase Ceuta pasará en sólo una semana del blanco al negro. De calles rebosantes de humanidad, alegría, espíritu navideño y compradores compulsivos a calles que con un poco de arena en el suelo y unas cuantas balas de paja moviéndose al son del levante darían el pego en cualquier western del Hollywood. Del súper viernes comercial de la pasada semana, “como un día de Reyes”, según el vicepresidente del Centro Comercial Abierto, Juan Torres, al desierto que se prevé sea la ciudad durante este puente que arranca este viernes.

“Igual los políticos no tienen ni a quien pedir el voto”, se escucha en una barra de bar un destello de ingenio que ilustra bastante bien el panorama de los próximos 4 días: políticos en campaña, lunes y martes sin vida administrativa y Ceuta cerrada a cal y canto, sin visitantes que la animen y con los residentes visitando centros comerciales en la península como si no hubieran visto una tienda desde hace años. Al menos no una tan grande, tan surtida y en la que no te tengan que sacar un catálogo para enseñarte opciones.

Bodegas llenas

La realidad la atestigua el lleno de las bodegas en las naves que partirán de Ceuta a lo largo de la tarde de este viernes. FRS no vende billetes para vehículos en sus salidas de las 15 y 18 horas y lo mismo sucede con Baleària que ha vuelto a cerrar la venta de billetes para automóviles en la salida del Passió Per Formentera de las 16 horas. Se espera también el lleno total de Acciona para su salida de las 14.45. La hora punta del éxodo ceutí.

Lo mismo que sucedió el anterior puente del Pilar. Pero en este, al comercio local le duele algo más dada la cercanía de la temporada navideña y la evidencia de que esos garajes llenos vendrán aún más cargados de lo que fueron y la evasión de compra se disparará.

Del blanco, de la luminosidad y el éxito de facturación del pasado viernes cuando la iniciativa de Mariola Muñoz impulsada por la Cámara de Comercio sumada al encendido de las luces y a los descuentos en el marco, y sin él, del Black Friday disparó las ventas.

El recuerdo lejano de un viernes de cajas echando humo

Bullían las calles, y echaban humo las cajas de los comercios , muchos abiertos hasta las doce de la medianoche. Hacían caja todos: la hostelería, las franquicias y el pequeño comercio. “Éxito total” coinciden en la expresión al recordar tanto Mariola Muñoz como el presidente de la Cámara de Comercio, Karim Bulaix.

El acierto, coincide todo el mundo, fue elegir bien la fecha. Juntar alumbrado, ofertas y prolongación de horario. Todos no, para ser exactos desde el Centro Comercial Abierto se le da más relevancia al estímulo ideado desde su asociación, el Black Friday, que al alumbrado o a la noche en blanco. Y dan por hecho que perdurará el ‘Black Friday’ –“ha venido para quedarse” –, no así la Noche en Blanco.

Más allá de la valoraciones están las cifras. Ahí parece que les fue mejor a los comercios que se acogieron a la Noche en Blanco. Bulaix (Cámara y Noche en Blanco) fija en un 80 por ciento de incremento sobre la caja de cualquier otro viernes la media de los más de 130 comercios que se sumaron a la iniciativa, mientras que Juan Torres (Centro Comercial Abierto y Black Friday) fija la media de incremento en el 50 por ciento de la treintena de comercios que lanzaron ofertas jugosas para ese viernes negro.

Y siempre con casos excepcionales de establecimientos que duplicaron, triplicaron y hasta cuadruplicaron su caja con respecto a la de cualquier otro viernes. Una franquicia sumada a la Noche en Blanco, pero no al Black Friday había fijado su objetivo en el entorno de los 7.000 euros, rebasó holgadamente los 15.000 euros de caja.

El acierto para la mayoría estuvo en la fecha. “Fueron los propios comercios los que en varias reuniones insistieron en hacer coincidir el encendido de las luches con la iniciativa de la noche en blanco y luego ya cada uno lo adornó con las ofertas que quiso”, explica Bulaix.

“Fue genial y muy positivo. Funcionó muy bien el tema de juntar todo, el ‘Black Friday’ con la noche en blanco y el encendido de las luces. Fue brutal. S i hay dos fechas distintas yo creo que no se lanza tanta gente a la calle y además coincidía que muchos ya habían cobrado doble”, recuerda Muñoz. Que aprecia además como de un año a otro su calle por ejemplo se sumó de forma unánime a abrir hasta las doce de la medianoche.

El viernes funcionó todo. Hubo ventas, además de gente en la calle, lo que en anteriores iniciativas de noches en blanco había flaqueado un poco, cmo reconocen desde la organización. E incluso la iniciativa sirvió para atraer visitas de turistas. “Sí lo notamos”, resume Pepe Ávila del Tryp. “Siempre que te muevas y hagas cosas hay resultados”, aplaude la idea.

Los hoteles se llenaron por encima de la media para un viernes sin actividad. “Nosotros empezamos a registrar reservas de turistas marroquíes desde que se anunció la Noche en Blanco”, confirman desde el Ulises.

Puente negro

Pero el tremendo éxito, no parece servir para que amargue menos el panorama desolador que se presenta en este puente. Y nadie de los consultados acierta a dar con la tecla que sirva para evitar la cuantiosa fuga de compras que se prevé este puente de barcos llenos en las rutas de salida de Ceuta y calles desoladas y tristes.

En el Tryp no esperan una especial afluencia para el puente. Y Mariola Muñoz lo tiene claro: “Deserción generalizada. Se va mogollón de gente. Le hace bastante daño a la campaña de Navidad”.

El problema, según Juan Torres, no es la oferta comercial. “Ceuta tiene un comercio de un gran nivel para lo que es cualquier ciudad de entre 70 y 80.000 habitantes. Compárala con la que quieras”. Pero falla la oferta de ocio, según su opinión. Ahí no se puede competir al mismo nivel con ciudades de la península con mayor población.

Lo normal es que la gente salga. “Se lo hemos trasladado a la Administración por activa y por pasiva. En un puente como este lo normal es que el de Bilbao se vaya a Valladolid, el de Valladolid a Madrid, pero también después en Bilbao reciben a los de Burgos y en Valladolid a los de donde sea, y así se compensa. Aquí, los de Ceuta se van y aquí no viene nadie. Ese es el gran problema”, explica Torres.

¿Y de Marruecos? “Pues a ver cómo está la frontera”. En esas hay que hacer algo para atraer compras y visitantes que las hagan. Por lo pronto el puente, esta vez, parece que volverá a ser negro sin solución a la vista. Aunque desde la Confederación de Empresarios a través del Centro Comercial Abierto han impulsado una tímida campaña de descuentos los días anteriores al puente, como ya hicieran el año pasado.

Aunque visto lo visto, parece que el mejor antídoto fue el luminoso viernes de noche en blanco, luces y descuentos abultados, que al menos impulsó el arranque de la campaña de Navidad como nunca antes, al fin y al cabo, todos los puentes de la Constitución vienen siendo verdaderos puentes negros para el comercio local y no porque hagan descuentos increíbles, sino porque en Ceuta este viernes parece que la frase más pronunciada es ‘apaga y vámonos’ al barco. Y eso que el comercio local vende en muchos casos por debajo de los precios de grandes superficies de multinacionales. Aunque casi siempre destaquen más los que no aprovechan la diferencia entre el IVA y el IPSI.

Lea también:

- El centro bulle con el alumbrado, la Noche en Blanco y el ‘Black Friday’

- Las bodegas de FRS y Baleària cuelgan el ‘no hay billetes’ en la hora punta de salida este puente