VIII NOCHE EN BLANCO

“La calle está para ataque de ansiedad”

“La calle está para ataque de ansiedad”

La octava edición de la Noche en Blanco lo ha vuelto a lograr. Ha vuelto a reanimar el comercio ceutí, siempre quejumbroso, siempre en el alambre, pendiente de por dónde va la cola, de la aduana, de los puentes, de mil obstáculos, que salta una y otra vez. “La historia dice que Ceuta cuando ha tenido momentos de dificultad ha sabido adaptarse y salir adelante y yo estoy convencido que en este momento también ocurrirá lo mismo. Hay potencial, calidad, profesionalidad, espíritu emprendedor y lo podemos hacer”, ha arengado el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, con una frase que si no es igual, es parecida a la que dijo en la primera edición de la Noche en Blanco hace ya ocho ediciones.

Y es que tras el jolgorio y la algarabía, tras los malabaristas y los zancudos, alrededor de las bandas procesionales arrinconando penas –ellas también– y tocando pachanga hay un trabajo serio y continuado desde la Cámara de Comercio con el apoyo nada menos que de 145 comercios para que este viernes se culmine la semana del comercio con un éxito de público en la calle, que en apariencia y por más que sea una fecha difícil: fin de mes, vísperas de Navidad, las cajas facturen lo que seguramente no facturarían sin la iniciativa. De ahí su éxito. Es una inyección financiada en parte con dinero público que retorna lo que invierte. Habrá que esperar para el balance oficial, pero a juzgar por lo vivido a pie de calle parece que la cosa no ha ido mal.

Y es que la calle se ha llenado al son de las bandas, de los músicos callejeros en cada esquina, de los pinchas colocados estratégicamente, de los comercios aprovechando recursos y sacando canapés para contribuir a un ambiente de compra más que idílico, festivo.

Atravesar un trocito de la calle Real de unos 20 metros costaba 4 minutos por la acumulación de gente disfrutando de la orquesta allí ubicada, porque se cruzaban las bailarinas de Allegro que también han contribuido. Porque hasta los niños tenían este año donde disfrutar con castillos hinchables. La calle bullía:

“La calle está llena”, dice un hombre derrotado por el bullicio y las circunstancias. “La calle está para ataque de ansiedad”, le replica a su lado una mujer.

Hay quien incluso ha aprovechado para inaugurar hoy negocio, quién ha sacado el muestrario a la calle, el que más y el que menos ha defendido su territorio con éxito.

Y tanto el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, como el de la Cámara de Comercio, que lleva la iniciativa, Karim Buláix, han apostado por animar a los ceutíes a consumir aquí para defender eso mismo, las cajas, el comercio local, la renta y el empleo.

A Vivas la iniciativa que apoya la Ciudad a través de la Consejería de Economía y Empleo y del área de Turismo le parece “relevante por lo que pretende y transmite. Pretende poner en valor la calidad del comercio de Ceuta que es tanto como decir la calidad de los comerciantes de Ceuta. Por tanto, es una invitación para que los ceutíes no acudamos a otros sitios a realizar nuestras compras y satisfacer nuestras necesidades de consumo; que en Ceuta tenemos de todo y bueno. Una extraordinaria relación de calidad precio. Una invitación para consumir en Ceuta, que es crear renta en Ceuta y empleo en Ceuta. También un aliento desde las instituciones, desde la Ciudad y desde la Cámara de Comercio, para sin negar que existen dificultades y sin negar los problemas tener el ánimo dispuesto desde el optimismo y la ilusión para salir adelante y afrontarlo. Creo que tenemos un enorme potencial”, ha lanzado tras cortar la simbólica cinta con la que se ha dado el pistoletazo de salida a la noche.

Buláix se ha desecho en agradecimientos por el apoyo recibido durante toda la semana por el comercio local: “Agradecer a todos los que han desfilado en nuestras pasarelas; a todos los ceutíes el cariño enorme con el que han asistido a todos estos desfiles y agradecer a la Consejería de Turismo y a la Ciudad que nos permita que este año ya sea la octava edición de la Noche en Blanco. Animar a todos los ceutíes a que salgan, que apoyen al comercio de nuestra ciudad, que como bien dice el presidente es un comercio de enorme calidad y que está en un momento que necesita el apoyo de todos nosotros”.