EN DEFENSA DE LOS HOSTELEROS

Cámara y CECE piden a la Ciudad adaptar la ordenanza de terrazas a la realidad para evitar cierres

Cámara y CECE piden a la Ciudad adaptar la ordenanza de terrazas a la realidad para evitar cierres
ARCHIVO
ARCHIVO  

Desde la Cámara de Comercio y  la Confederación de Empresarios (CECE) instan al Gobierno de la Ciudad a que la anunciada regularización del sector se realice mediante una “negociación real” con los hosteleros para desarrollar una nueva normativa y no “una celosa aplicación” de la actual que, alertan “derivaría en el cierre de numerosas empresas”.

Desde la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios de Ceuta acogen “con satisfacción” el anuncio del Gobierno de una regularización del sector, siempre que la misma se produzca a través de la modificación de unas Ordenanzas que no se adaptan a la realidad tanto del sector como de la propia Ciudad. Una ordenanza “claramente inadecuada”, lamentan, a la que han tenido que adaptarse, comprometiendo la estabilidad de las empresas del sector “y de los propios técnicos de la Administración, generando lo que el portavoz del Gobierno ha denominado como actividad irregular”.

Para evitar el cierre de empresas y la pérdida de puestos de trabajo, desde la Cámara y CECE instan al Gobierno de la Ciudad a que la anunciada regularización del sector se realice mediante una negociación real con los hosteleros, que llevan esperando cuatro años, “que derive en una nueva normativa y no en una celosa aplicación de la actual que derivaría en el cierre de numerosas terrazas y con ello de empresas”. Una negociación para la que las dos instituciones empresariales se ponen a disposición de la Ciudad “para trabajar de forma decidida” en la redacción de una nueva normativa que sí se adapte a las necesidades de estas empresas “y a la forma de vida de Ceuta”.

Si el Gobierno en cambio, prefiere en cambio la vía sancionadora con inspecciones y cierres como hasta ahora, los empresarios advierten que convocarán al sector a defender empresas, puestos de trabajo e incluso el atractivo turístico que supone para una ciudad que dice querer atraer turistas.