La CECE intenta hacer caja con las empresas municipales ante la falta de criterio del Gobierno


La CECE intenta hacer caja con las empresas municipales ante la falta de criterio del Gobierno

- La Confederación de Empresarios de Ceuta ha remitido una carta a las Direcciones y Gerencias de las sociedades municipales para pedirles la afiliación

- Junto a la carta remiten un Boletín de Afiliación ya relleno y que contempla cuotas de hasta 3 euros por trabajador, multiplicando por 6 el precio que paga cualquier empresario del sector privado

Si usted es uno de los más de 3.000 autónomos que hay en Ceuta o administra alguna de las empresas radicadas en la Ciudad y quiere adherirse a la Confederación de Empresarios para beneficiarse de sus servicios, afrontará una cuota fija de 25 euros mensuales y 0,50 euros más por cada trabajador que tenga dado de alta. Un coste que puede llegar a multiplicarse por seis si la empresa es alguna de las sociedades municipales u organismos autónomos.

La Confederación de Empresarios de Ceuta ha intentado este mes de septiembre sumar a su club a las empresas municipales que aún no forman parte de él y de paso hacer caja, cobrándole 3 euros por trabajador, en algunos casos. Una campaña que trata de aprovechar la falta de un criterio fijado de forma unitaria por el Gobierno de la Ciudad para todas las sociedades.

Todos los directores gerentes de las sociedades públicas han recibido una comunicación de parte de la Confederación de Empresarios en donde se decía que “la Consejera de Economía, Hacienda y de Recursos Humanos tras realizar la consulta pertinente a la Intervención, nos indica que le remitamos Boletín de Afiliación a la Confederación de Empresarios de Ceuta (CECE) para que pueda formar parte como el resto de empresas de nuestra ciudad como miembro asociado a nuestra organización empresarial”.

Junto a esa pequeña carta se adjuntaba el Boletín de Afiliación y Carta de Ventajas y Servicios. Según han referido algunas direcciones y gerentes de las propias empresas municipales a Ceutaldia.com ese Boletín de Afiliación iba ya rellenado en algunos casos, e incluso con el coste calculado de dicha afiliación. Alguna empresa con un centenar y medio de trabajadores y a la que en el sector privado la afiliación le costaría unos 100 euros, la cuota que se le pretendía aplicar ascendía a 450 euros.

La titular de Economía y Hacienda ha reconocido haber mantenido conversaciones con la CECE - “preguntaron en una reunión”, ha manifestado Susana Román-, y haber girado una consulta a Intervención, tal y como se comprometió con la patronal. “Es cierto que consulté a Intervención y que me dijeron que cuando lleguen las propuestas se analizarán. De hecho hay algunas que permitido afiliar, por sus características y otras que no”, ha explicado Román preguntada por Ceutaldia.com.

En la mayoría de los casos consultados, los gerentes, de las sociedades han puesto en manos de su presidente de Consejo de Administración la decisión, es el caso de Luis Márquez en Acemsa o de Antonio Díaz en Amgevicesa. Aunque ellos, claro tienen su opinión, que dan a su presidente si se la pide. Márquez por ejemplo en Acemsa declinó la oferta porque así lo decidió Emilio Carreira, por encima de él en el organigrama.

“Cuando vino la propuesta hable´con Emilio y no nos dimos de alta. No estaba ni previsto ni presupuestado. Si quieren buscar una fuente de financiación que lo busquen de otra manera”, ha explicado Márquez, para quien la campaña de la Confederación obedecía a tratar de encontrar recursos económicos en tiempos especialmente complicados.

Amgevicesa y Acemsa son dos de las que aún no están afiliadas, otras sí lo están desde hace algunos años, es el caso de Emvicesa o de Obimace. “La afiliación viene de antes, pero no tengo ni idea de cuánto se paga”, reconoce la gerente de Emvicesa, Kissy Chandiramani.

La directora del Parque Marítimo del Mediterráneo, Celina de Miguel, ni le consta haber recibido la carta de la Confederación ni conoce si su empresa está adherida o no a la Confederación de Empresarios.

“Echar una mano”

En el lado de las que sí están, figuraría también Procesa y entre las que podrían inscribirse en el club en breve está Servicios Turísticos. Su director gerente es precisamente el ex presidente de la Confederación de Empresarios, Rafael Montero, que ha dado el salto al sector público y sabe perfectamente de qué va la carta recibida a primeros de septiembre.

”Actualmente no estamos adheridos, queremos hacerlo, pero ese gasto tiene que fiscalizarlo y aprobarlo la Intervención”, ha explicado Montero.

Servicios Turísticos cuenta con 24 trabajadores, según las cuotas “irrisorias”, en palabras de Montero, que cobra la Confederación le correspondería pagar 37 euros al mes, pero en el Boletín de Afiliación que la Confederación ha remitido a Servicios Turísticos figura una cuota fija de 300 euros al mes.

“A las empresas públicas nunca se les ha cobrado igual que al resto. Es más caro”, ha reconocido ya no el gerente de Servicios Turísticos, sino el ex presidente de la Confederación de Empresarios, “se ofrecen los mismos servicios que a cualquier otro empresario, pero digamos que se le pasa una cuota más elevada para que la Administración eche una mano, por así decirlo, a la asociación de la patronal”, ha reconocido Montero.

Una ayuda institucional para la que en cualquier caso parece no haber fijada un criterio ni una directriz unitaria por parte del Gobierno de la Ciudad, responsable de administrar los fondos públicos, también en las sociedades públicas municipales y en los organismos autónomos.