Ceuta se gana un puesto fijo en el Top 5 de la vivienda más cara

Cartel de 'Se vende' en una vivienda del centro de Ceuta

La ciudad con una de las tasas de pobreza más altas de España y con un paro galopante desde hace más de década y media, es al mismo tiempo una de las cinco autonomías con la vivienda más cara. Un puesto de honor entre los mercados inmobiliarios que mantiene pese a que en los últimos tres ejercicios los precios apenas se han movido.

El metro cuadrado del conjunto de vivienda nueva y usada en Ceuta, según el último Informe de Tendencias del mercado inmobiliario de la Sociedad de Tasación se sitúa en los 1.551 euros, solo por detrás de Baleares (1.769 euros), Cataluña (2.052 euros), País Vasco (2.095 euros) y Madrid (2.176 euros). El precio medio más elevado se registra en la provincia de Guipúzcoa (2.338 euros ), seguida de Barcelona (2.280 euros ), mientras que los más bajos se dan en Badajoz (841) y Ciudad Real (851).

Precios congelados

Precios de un mercado que ya ha dado signos de haber despertado.  Según ST, desde junio de 2016, el precio medio del conjunto de vivienda nueva y usada ha experimentado en toda España un incremento del 3,5por ciento ,mientras que la variación registrada en la primera mitad de 2017 es del 1,9 por ciento. Un panorama muy diferente al de la ciudad autónoma donde en el último año los precios sólo se movieron un 0,8 positivo, mientras que se mantuvieron congelados desde junio de 2015, y solo ha subido desde los 1.539 euros que marcaba entonces a los 1.551 de 2017.

El comportamiento de los precios no ha sido homogéneo en todo el ámbito territorial. Así, atendiendo a los valores medios por provincia, la oscilación varía entre la subida anual del 7,8% observada en Barcelona, el 5,8% de Baleares o el 5,4% de Madrid, hasta la bajada del 2% que se registra en Teruel o del 1,3% en Álava. “La variación positiva experimentada en estos cuatro últimos semestres confirma la senda de recuperación del mercado iniciada en 2015, siendo también significativo que los porcentajes de aumento son ligeramente superiores a los experimentados en el informe de hace seis meses”, augura la Sociedad de Tasación. Augurios que, al parecer, tardarán en cruzar el Estrecho.