IPSI

La Ciudad creará un Registro de Importadores del que serán expulsados los cazados en fraudes

La Ciudad creará un Registro de Importadores del que serán expulsados los cazados en fraudes
La consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani, durante un Pleno.
La consejera de Hacienda, Kissy Chandiramani, durante un Pleno.  

La entrada se limitará a quienes “dispongan de establecimiento abierto al público en nuestra ciudad” y no tengan deudas. La permanencia exigirá que no recaiga resolución firme “por infravaloración de las bases imponibles por un importe igual o superior al 15% del valor declarado” de acuerdo con la Ley reguladora del IPSI”.


La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Ceuta, Kissy Chandiramani, propondrá este lunes al Pleno una modificación del artículo 91 de la Ordenanza Fiscal Reguladora del Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación en la Ciudad de Ceuta (IPSI) para dar facilidades a los importadores honestos y complicar la vida a los que no lo sean a través de la creación de un Registro de Importadores como nuevo “instrumento electrónico de gestión del IPSI” que conllevará ventajas para quienes se incorporen a él con el compromiso y a obligación de jugar limpio con las arcas públicas.

La entrada en el Registro, que se regulará en un apartado ocho de nueva redacción dentro del artículo 91 de la Ordenanza, se limitará a quienes “realicen importaciones en régimen comercial” a Ceuta que “estén dados de alta en el Impuesto de Actividades Económicas” y que “dispongan de establecimiento abierto al público en nuestra ciudad”.

Una vez dentro, la permanencia en el Registro exigirá que no recaiga resolución firme “de la que se infiera la ocultación de hechos o a infravaloración de las bases imponibles por un importe igual o superior al 15% del valor declarado” de acuerdo con la Ley reguladora del IPSI”.

El alta en el Registro requerirá “solicitud del interesado” aunque cuando entre en vigor se integrarán “automáticamente” en él “los importadores que, además de cumplir las condiciones estipuladas, no tengan deuda pendiente en firme con la Ciudad Autónoma, la Agencia Estatal de Administración Tributaria y la Seguridad Social”.

Las personas físicas y jurídicas que formen parte del Registro podrán “autoliquidar” el tributo y hacerlo de forma “diferida”. Es decir, podrán acogerse al plazo de “sesenta días naturales desde la introducción de las mercancías hasta la autoliquidación e ingreso del Impuesto” que ya contemplaba la Ordenanza Fiscal vigente, que exige que el agente de aduanas interviniente se comprometa al depósito de las mercancías importadas en sus almacenes o dependencias hasta tanto se efectúe el pago o que la deuda tributaria resultante de la importación sea debidamente garantizada mediante aval bancario.

La Ciudad Autónoma deberá fijar el criterio “respecto a la exigibilidad, importe y efectos de presentación de garantías adicionales” que serán exigibles “en todo caso” a los importadores que no figuren en el nuevo Registro.

 

Rebaja para yates y Servicios Profesionales

La consejera también propondrá rebajar los tipos del IPSI para dejar en el 0,5% el que grava la importación, producción y elaboración de embarcaciones con seis o más metros de eslora (hasta ahora el mínimo eran 20 metros). También se modificarán los tipos impositivos vigentes del Gravamen Complementario sobre Carburantes y Combustibles petrolíferos “para diferenciar la tributación del producto destinado a las embarcaciones de recreo o deporte”.

La nueva redacción de la Ordenanza establecerá que el gasóleo de automoción A para uso general tributará “al 50% de la tarifa vigente en el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos” en términos generales y “al 10% cuando se trate de producto destinado a yates o embarcaciones de recreo o deporte”. Además, se establecerá un nuevo apartado “atinente a la gestión y control del tributo” para habilitar al órgano titular del área de Hacienda a “establecer las disposiciones que fueran precisas para garantizar la gestión del mismo en relación con los suministros de carburantes a las embarcaciones de recreo o deporte y yates”.

La modificación de la Ordenanza para fijar un nuevo tipo del 6% para las actividades profesionales, artísticas y empresariales costará a las arcas municipales una rebaja en su recaudación de 250.000 euros durante el presente ejercicio. “Analizada la evolución del tributo en lo que va de año no se hace necesario realizar ajuste presupuestario alguno”, ha concluido el informe técnico elaborado por Servicios Tributarios.

Seguirán tributando al 10% los servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión y de televisión y que seguirán haciéndolo al 9%, entre otros, “servicios de saneamiento, limpieza y demás” incluidos en las agrupaciones 75, 84 y 92 de las tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas. Al 2% se gravarán, sin cambios, los servicios de restaurantes de un tenedor “y los demás bares y cafeterías”, así como las actividades de restauración, igual que “los servicios de auto-taxis y los de transporte terrestre urbano colectivo de pasajeros. Tampoco habrá cambios sobre la prestación del servicio de abastecimiento de agua potable (1%).