VISITA AL PATT

Ciudad y Delegación presumen de resultados en su acción conjunta contra el fraude fiscal en la importación

Ciudad y Delegación presumen de resultados en su acción conjunta contra el fraude fiscal en la importación
Chandiramani y Cucurull, este lunes, en el puerto.
Chandiramani y Cucurull, este lunes, en el puerto.  

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, y la consejera de Hacienda del Ejecutivo local, Kissy Chandiramani, han comparecido este lunes a las 11.00 horas en el Punto de Atención al Transporte Terrestre (PATT) del puerto, por donde deben pasar todas las mercancías que llegan a Ceuta, para reafirmar su compromiso de acción conjunta frente al fraude en la importación a la ciudad.

El máximo responsable de la Administración General del Estado en Ceuta ha explicado que previamente había tenido lugar una nueva reunión entre representantes de la Agencia Tributaria y Servicios Tributarios para "seguir trabajando en su coordinación", una tarea que "empieza a dar frutos" en la frontera ordinaria y el 'Tarajal II'.

Chandiramani ha asegurado que la Ciudad ha "triplicado" la base imponible de declaración de mercancías y ha destacado que el precio de los bultos que pasan a Marruecos "ya ha caído de hasta 150 euros a entre 10 y 20" y el número de portedores que cada día accede a territorio español se está estabilizando en el entorno de "2.500"..

No obstante, Cucurull y la consejera se han comprometido a incidir en un trabajo que debe ser "continuo", para lo que se ha reforzado el personal del OAST con 400.000 euros este año y se está tramitando otra modificación de la Ordenanza del IPSI que creará un Registro de Importadores 'limpios' a los que se darán facilidades para trabajar que se negarán a quienes sean cazados en fraudes fiscales, un comportamiento que perjudica al resto de operadores y facilita la introducción de "mercancías tóxicas" en todos los sentidos para Ceuta.

El Punto de Atención al Transporte Terrestre (PATT) es una instalación edificada por la Autoridad Portuaria de Ceuta para la inspección de las mercancías construida a instancias de la Subdirección General de Sanidad Exterior en virtud de un acuerdo del Consejo de Ministros de 2006.

El Ministerio de Presidencia, la Agencia Tributaria y el Ente Público Puertos del Estado firmaron un convenio para que tanto Sanidad Exterior como la Agencia Tributaria dispusieran de un espacio en el recinto portuario, como lugar de recepción de mercancía, en el que realizar los controles de inspección fronteriza autorizados por la Comisión Europea.

El objetivo fundamental del PATT es "agilizar los trámites necesarios para el tráfico de mercancías, por lo que se han concentrado en estas instalaciones los servicios de inspección tanto de la Agencia Tributaria como de Sanidad Exterior". Sus instalaciones abarcan 1.176 metros cuadrados distribuidos en una planta y sótanos con dependencias administrativas para el desarrollo de sus funciones, cámaras refrigeradoras, cuatro muelles para descarga de los camiones y laboratorio.

Las dependencias cumplen, según la Delegación, la normativa europea y reúnen las capacidades de un punto de inspección. Constan de cuatro muelles de descarga: El módulo 3 es exclusivo para Sanidad Exterior. El 4 para la Autoridad Aduanera, y el módulo 1 y 2 son para "uso indistinto".