EL MEFP, NO

La Ciudad suspende el contrato de limpieza de colegios por "ejecución imposible"

La Ciudad suspende el contrato de limpieza de colegios por "ejecución imposible"
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  
Aunque la normativa promulgada por el Estado de Alarma no ordena la clausura de los centros educativos, el Ministerio optó por vaciarlos y cerrarlos para satisfacción de los docentes. El Ejecutivo local ha apelado a ello para suspender el servicio, algo que no ha hecho en sociedades municipales que no tienen servicio tampoco ni ha efectuado el MEFP con el de los institutos.

El Gobierno de Ceuta ha aplicado a rajatabla el artículo 34 del Real Decreto de medidas económicas por el Estado de Alarma ligado a la crisis del coronavirus y ha "suspendido" el contrato de limpieza de los colegios de Ceuta que da trabajo a unas 60 personas a través de su concesionaria, la empresa ‘Servilimpsa’, que presumiblemente promoverá un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) sobre la plantilla.

Hasta este viernes al cierre de la segunda semana de confinamiento y movilidad limitada se han pedido a la Autoridad Laboral un total de 557 con 2.150 trabajadores afectados, 49 con reducción de jornada y el resto enviados temporalmente al paro.

El proceder del Ejecutivo local contrasta vivamente con el comportamiento que ha tenido en algunas sociedades municipales donde ha decidido sostener todo el empleo (y los sueldos íntegros, por tanto) aunque no tengan ninguna actividad y con el del Ministerio de Educación, que no ha suspendido el contrato de limpieza de los institutos, según las fuentes consultadas por Ceutaldia.com.

La paralización de esos contratos se ampara en la regulación que establece que los contratos públicos de servicios y de suministros de prestación sucesiva vigentes “cuya ejecución devenga imposible como consecuencia del Covid-19 o las medidas adoptadas por el Estado, las comunidades autónomas o la Administración local para combatirlo”, quedarán “automáticamente suspendidos desde que se produjera la situación de hecho que impide su prestación y hasta que dicha prestación pueda reanudarse”.

En el caso de los centros educativos, las medidas impuestas por el Estado no han ordenado inexcusablemente su cierre. De hecho, al principio se contempló que los equipos directivos, en todo o en parte, seguirían acudiendo a ellos, y que incluso algunos de los docentes seguirían haciéndolo para paliar los efectos negativos de la brecha digital. Al final la Dirección Provincial pactó con los directores cerrarlos a cal y canto para satisfacción de los docentes y la Ciudad Autónoma no ha aceptado ni mantener en nómina un retén mínimo de limpiadoras, por lo que el SEPE verá engrosada su carga local en forma de prestaciones.

La Ciudad suspende el contrato de limpieza de colegios por "ejecución imposible"