El colectivo del Pacto Territorial por el Empleo reclama a Vivas que cumpla y los meta en Obimace


El colectivo del Pacto Territorial por el Empleo reclama a Vivas que cumpla y los meta en Obimace

- Unos 70 trabajadores de las Brigadas Verdes procedentes de este colectivo reclaman su paso a la empresa municipal, tal y como les prometieron

- El PSOE ha recibido a representantes de este colectivo este lunes

Éramos pocos y… Lo que le faltaba a las Brigadas Verdes era otro frente abierto: a la contratación del hijo del presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos, la de los 9 procedentes de las Brigadas Cívicas y el retraso en el pago de las nóminas de febrero le ha puesto la guinda este lunes el colectivo de unos 70 trabajadores de la empresa vecinal procedentes del antiguo Pacto Territorial por el Empleo, que han aprovechado el altavoz que les ha brindado el PSOE en una reunión para exigir al presidente Vivas que cumpla lo prometido y les reubique en Obimace.

Se han reunido este lunes con el secretario de Organización del PSOE, Mariano Díaz Mesa y a él le han explicado que mucho más que el retraso en el pago de la nómina, una cuestión ya de bancos puesto que el pago se ordenó el viernes y a algunos trabajadores ya les ha llegado la nómina, les preocupa su estancamiento en las Brigadas Verdes.

Mohamed Abdeselam, uno de estos trabajadores ha criticado el incumplimiento por parte del Gobierno de lo acordado con el visto bueno de los sindicatos. La idea era que todo el colectivo fuera acogido en Obimace. Hace ya 7 años que a los que quedaban, unos 70 se les reubicó en las Brigadas Verdes, se les pidió formarse para poder acceder a la empresa municipal en un máximo de dos años, pero ahí siguen, en las Brigadas Verdes.

Y aunque no lo dice claramente Abdeselam no se fía del futuro de las Brigadas vecinales y anhela junto con sus compañeros la seguridad de la empresa municipal. Siente que el Gobierno “juega al ratón y al gato” con ellos porque las Brigadas Verdes “no está vinculada a ninguna contratación segura”, palabras en un castellano precario por nervios con las que Abdeselam ha explicado sus temores.

Reclaman que Vivas cumpla lo prometido y les vaya concediendo las vacantes que van surgiendo en Obimace, según el brigadista ahora mismo hay unas 30 plazas en la empresa municipal de las que podrían disponer ese colectivo.

Y ha amenazado al Gobierno con que si no cumple llevarán el asunto y el incumplimiento de lo acordado al Juzgado de lo Contencioso y hasta el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía si es necesario.

Del retraso en el pago de las nóminas Abdeselam se ha limitado a decir que “estamos acostumbrados” y que cada año pasa lo mismo. Sobre la extra, la mitad, de 2009 que también se adeuda a la plantilla, ni los trabajadores ni Díaz Mesa supieron explicar sus causas y razones.

Díaz Mesa ha criticado “el ninguneo” del Gobierno de Vivas a los trabajadores públicos dependientes de empresas vinculadas o en la órbita del Ejecutivo y que nutren sus contrataciones de las arcas públicas. Situaciones que “cuando gobierne el PSOE las hará olvidar”, ha zanjado Díaz Mesa.