Delegación se desmarca de la tasa extra al porteo y condiciona la puerta Norte al plan de seguridad

Protesta de porteadores en el lado marroquí tras el cierre temporal de las naves.

La Delegación del Gobierno en Ceuta ha salido al paso del anuncio de los empresarios de la Fase 2 del Tarajal de la imposición de una tasa a los fardos con mercancía ajena a sus naves y dando por hecho la inminente apertura de la puerta Norte en horario vespertino. Dos medidas que pone en remojo la Delegación de Gobierno, desmarcándose de la tasa, que especifica que se trata de una decisión unilateral de los empresarios y condiciona la apertura de la segunda puerta del paso fronterizo a laa probación del plan de seguridad requerido.

“El establecimiento del cobro de serie de tasas en función del tipo de mercancía y su procedencia es una medida que se ha acordado   de manera unilateral por la citada Comunidad de Propietarios”, precisa en un comunicado la Delegación de Gobierno, subrayando que su única motivación es la seguridad: “Esta Delegación del Gobierno no ha acordado ni dado el visto bueno a ninguna medida que no se ciña expresamente al ámbito de la seguridad y nada tiene que ver con el  pago de una tarifa al transporte de mercancias que pretenden establecer  los propietarios. El objetivo prioritario de la Delegación del Gobierno es garantizar la seguridad e integridad física de las personas que cada día acceden a estos recintos privados”.

Un Plan de Seguridad que garantice la integridad de las personas que se dedican al transporte de mercancias, que ya fue convenientemente elaborado por las  fases 1 y  2 del Polígono y remitido a Delegación tras meses de esperas, y tiras y aflojas con los empresarios, rehacios a asumir el coste de la seguridad. Pero el plan está aún en estudio, por lo que, entre líneas, Delegación sugiere a los empresarios que templen su ánimo respecto a la inmimente apertura de la puerta norte para mercancías en régimen de viajeros, esto es, transeúntes con bienes en bolsas de mano. Una apertura en horario de tarde que ya dan por segura. Pero aún falta el visto bueno de delegación al Plan de Seguridad, condición inevitable: “La apertura de la puerta norte sólo será autorizada si se cumplen los requisitos exigidos por la Delegación del Gobierno  en materia de seguridad privada y régimen de viajeros”.