60 Ó 70 ESTABLECIMIENTOS

Fomento reconoce su propia negligencia con las licencias de terraza e inicia un ciclo nuevo de regularizaciones

Fomento reconoce su propia negligencia con las licencias de terraza e inicia un ciclo nuevo de regularizaciones
Ceutíes disfrutando del buen clima y la hostelería local./archivo
Ceutíes disfrutando del buen clima y la hostelería local./archivo  

La Consejería de Fomento que capitanea, Néstor García, ha dado cuenta este viernes al Consejo de Gobierno de que abre un ciclo nuevo de regularizaciones de las terrazas de hostelería de la ciudad. Así lo ha anunciado, el portavoz del Ejecutivo, Jacob Hachuel, tras la reunión del Ejecutivo. La decisión de Fomento supone de facto reconocer su propia dejación de funciones a lo largo de este tiempo desde que se aprobara la normativa que las regula y atienda, al fin, a las quejas reiteradas de los hosteleros sobre la lentitud en los trámites, la falta de respuesta de la propia Consejería y la situación de inseguridad jurídica en la que venían desarrollando su trabajo en un sector que supone 1 de cada 10 empleos en el sector privado de Ceuta, de forma directa.

Preguntado por las causas que han llevado a Fomento a “poner a cero todas las terrazas”, Hachuel ha declinado buscar responsabilidades en lo que ha pasado o señalar un detonante. “No lo hay”, ha insistido. Si bien ha reconocido que si antes no se ha procedido a la regularización del sector es “probablemente por el sistema, la falta de personal o ese costumbrismo mal entendido por el que cuando solicitas un permiso si no te contestan es como si te lo hubieran dado”, ha reconocido.

El propio Hachuel ha señalado que hay quien lleva esperando 2 y 3 años por la respuesta de Fomento a la solicitud para su licencia de terraza. Un tiempo excesivo que ha llevado a algunos hosteleros a renunciar y dejar de pagar la cuota por la ocupación de la vía pública, cayendo de facto en una irregularidad, que ahora podrán subsanar. En otros casos, después de dos años, se ha llegado a requerir al empresario un nuevo estudio de ruido, que por supuesto conlleva un coste añadido por parte del empresario sin mayor explicación que el tiempo transcurrido, aunque ese tiempo sea responsabilidad de la propia Consejería.

Situaciones coyunturales e individuales a lo largo y ancho de las 60 ó 70 terrazas que la Policía Local ha inspeccionado en las últimas semanas para girar informe a Fomento sobre la situación en la que se encuentra cada una. Aunque Hachuel no ha sabido concretar cuántas de ese número total están regularizadas y cuántas no. Los propios empresarios estiman que entorno al 90 por ciento de ellas operan sin licencia y no precisameate por falta de voluntad del empresario para regularizar su situación, algo que tras las declaraciones de Hachuel de este viernes no admite duda en la responsabilidad: es de Fomento.

Tras la inspección realizada por la Policía Local, Fomento va a proceder, según ha explicado Hachuel, a informar a cada hostelero de en qué situación se encuentra su terraza y los trámites que necesita hacer para regularizarlas. Aunque no ha cifrado en un tiempo exacto cuánto va a conllevar este nuevo proceso de regularización –ya hubo uno con un periodo de un año de demora de aplicación de la normativa nada más aprobarse en la anterior legislatura- Hachuel ha hablado de “plazo razonable” y “breve”.

Lo que no se plantea Fomento, al menos por el momento, es otra de las reivindicaciones del sector: ampliar horarios vía cambio de normativa para que se adapte más al entorno mediterráneo o de destinos turísticos, al menos durante los meses de verano o se contemple por ejemplo la excepcionalidad que suponen días como el 24 de diciembre y se eviten polémicas como la vivida esta última Tardebuena.

Hachuel ha reconocido que si no se ha procedido a dotar de seguridad jurídica a este importante sector de la economía local es “por falta de tiempo y medios”. Tampoco ha aclarado Hachuel si la intención de Fomento es ser flexible con la interpretación de la normativa –considera muy restrictiva por todos los hosteleros-, pero sí ha dicho que “ahora a todos los hosteleros se les va a dar la oportunidad de regularizar su actividad”.