Gil se muestra dispuesto a seguir al frente de UGT si el sindicato le respalda


Gil se muestra dispuesto a seguir al frente de UGT si el sindicato le respalda

- "Uno siempre debe estar dispuesto a irse cuando se convierta en un lastre", advierte el máximo responsable del sindicato en la ciudad autónoma

- El secretario de Política Institucional de UGT Confederal asegura que las empresas españolas “no pueden dedicarse única y exclusivamente a ganar dinero y nada más” en el extranjero

El secretario general de UGT-Ceuta, Antonio Gil, no ha decidido si se presentará o no a la reelección en su cargo orgánico en el Congreso Regional que el sindicato celebrará en junio, aunque todo apunta a que sí. El ceutí ha sido reelegido este martes para representar a la Unión Regional en el cónclave que previsiblemente volverá a depositar su confianza como líder estatal en Cándido Méndez.

"Estoy ilusionado para seguir adelante, pero quiero someterme a la valoración del resto del sindicato porque, si no me respalda, sería entorpecer las cosas y uno siempre debe estar dispuesto a irse cuando se convierta en un lastre", ha argumentado durante su comparecencia junto al secretario de Política Institucional de UGT Confederal, Frederic Monell, quien ha advertido de que las empresas españolas con intereses en terceros países “no pueden dedicarse única y exclusivamente a ganar dinero y nada más” sino que “hay compromisos y obligaciones que deben asumir con la población y los Estados en los que operan porque utilizan recursos naturales que les obligan a no moverse sólo por el beneficio económico”.

A preguntas de los periodistas sobre la situación de Abertis en Bolivia, el sindicalista ha asegurado no tener “información concreta” sobre el caso, pero ha hecho un llamamiento “al Gobierno de España y al ministro de Asuntos Exteriores” para que “piensen qué está pasando”.

“Este tipo de casos se está reproduciendo como un goteo y parece que nuestros gobernantes nunca saben nada y, cuando reaccionan, hacen cosas extrañas”, ha lamentado Monell, quien ha explicado que las relaciones internacionales de UGT “suelen establecerse con sindicatos de otros países, no con Estados”. Según el líder ugetista, la central que lidera Cándido Méndez “está abierta a escuchar a todo aquel que quiera decirnos algo, pero lo que más me preocupa son los países en los que se maltrata a los sindicatos”.

“No me alegro de los problemas de las empresas españolas en otros países, pero nuestras compañías tienen que atender situaciones concretas y no preocuparse única y exclusivamente por ganar dinero”, ha resumido durante su comparecencia ante los medios en el marco de su visita a Ceuta para participar en el Congreso Extraordinario en el que se elegirá al representante de la organización de la ciudad autónoma que acudirá al proceso electoral de renovación de la estructura directiva confederal de UGT.