El Gobierno despide a 24 trabajadores del Convenio de Inmigrantes y no renovará a todos


El Gobierno despide a 24 trabajadores del Convenio de Inmigrantes y no renovará a todos

- El Comité de Empresa de la Ciudad recuerda que la propia consejera calificó la situación del área y dijo que se encontraba “desbordada”

- Caballas pide que se supriman puestos políticos y se mantengan los empleos

El Gobierno adelgazará la plantilla destinada al Convenio de Inmigrantes. Estos día ha notificado por escrito el despido a los 24 trabajadores del mismo y ya ha hecho pública su intención de no proceder a la renovación de todos. La situación preocupa al Comité de Empresa de la Ciudad.

Comisiones Obreras, UGT y CSIF han remitido una nota de prensa conjunta en la que muestra “su preocupación y apoyo a los trabajadores adscritos al Convenio de Inmigrantes dependiente de la Consejería de Asuntos Sociales”.

Recuerdan los sindicatos que los 24 trabajadores desarollan sus funciones en esa área de Asuntos Sociales desde el año 2006, fecha en la que se inició el mencionado convenio. “Siendo funciones de vital importancia, ya que se atiende a la población vulnerable y a la más necesitada de la Ciudad, en áreas tales como vivienda, apoyo a las familias, talleres Renuevate, prestaciones sociales…”, recuerda el Comité de Empresa.

Por eso entienden las centrales sindicales que es necesario seguir contando con estos 24 trabajadores, más si cabe si se tiene en cuenta que la propia consejera, Rabea Mohamed, manifestó esta misma semana que los Servicios Sociales se encuentran “desbordados”. Unas declaraciones que, señalan los sindicatos, no concuerdan con el despido.

Por eso piden una respuesta rápida y una solución. De no haber continuidad “supondría un retroceso y una merma en la prestación de los servicios públicos tan fundamentales como son las prestaciones sociales”. Y como es habitual en estos casos, los sindicatos dejan la puerta abierta a emprender movilizaciones y acciones legales.

Caballas

Más dura aún es la nota de prensa remitida sobre el mismo asunto por el principal grupo del a oposición. Caballas ha señalado directamente la contradicción evidente en el discurso político del Ejecutivo de Vivas.

“El Gobierno ha presumido en el Pleno de la Asamblea de mantener los puestos de trabajo. La realidad, como siempre, es bien distinta. Ya han comenzado los despidos”, señala la coalición.

Caballas suma dos y dos para dejar clara la intención de despedir a parte de la plantilla del Ejecutivo. A la notificación escrita, el Gobierno ha sumado, según Caballas, la comunicación a los trabajadores de que no todos van a ser renovados, a esta evidencia se sumaría el documento presupuestario elaborado por el Gobierno que prevé un recorte en la partida destinada al convenio. “Así queda de manifiesto en el Presupuesto aprobado por el Gobierno. No existe financiación suficiente para mantener la plantilla en su totalidad. Habrá despidos”, argumenta Caballas.

Y como contrapunto la coalición vuelve a sacar a escena uno de sus temas favoritos: el gran número de cargos políticos con los que cuenta el Gobierno.

“Esta decisión contrasta con incrementos frívolos e irresponsables en materia de personal, del que se benefician los cargos políticos. Al parecer para eso sí hay presupuesto”, afirma la coalición.

Caballas muestra su oposición “rotunda a la destrucción de empleo” y señala el error de la política practicada por el Ejecutivo de Vivas que “amortiza puestos de trabajo en una ciudad con 12.000 parados” mientras en el Ayuntamiento “existen infinidad de gastos innecesarios que se deben recortar antes de recurrir a la destrucción de empleo”.