La inteligencia emocional, clave para encontrar empleo en el siglo XXI


La inteligencia emocional, clave para encontrar empleo en el siglo XXI

- Resolutivo, creativo y capaz tanto de trabajar en equipo como de liderarlo, así es el perfil de trabajador que requiere la nueva economía

- Dos de los participantes de la ‘Lanzadora de Empleo’ han encontrado trabajo a poco más de un mes de su puesta en marcha

- Padres emprendedores dan ejemplo a los jóvenes que buscan su primer empleo con esta iniciativa de la Ciudad, la Fundación Santa María la Real y la Fundación Telefónica, con cofinanciación del Fondo Social Europeo

Muchos de los puestos de trabajo que hoy consideramos naturales e imprescindibles serán sólo un recuerdo a medida que avance el siglo XXI y la nueva economía digital, un cambio de paradigma que obliga a una urgente adaptación. Bien lo saben los participantes de la Lanzadera de Empleo puesta en marcha por la Ciudad, la Fundación Santa María la Real y la Fundación Telefónica, con cofinanciación del Fondo Social Europeo. Desde que comenzara esta experiencia, a medio camino entre la búsqueda de empleo y el crecimiento personal, han estudiado a fondo qué quieren las empresas, qué necesita la nueva economía.

Se han documentado a conciencia, consultando incluso a oráculos como el Foro de Davos, hasta trazar un perfil del empleado mejor adaptado al nuevo hábitat: Resolutivo, capaz de improvisar, creativo, y con madera de líder pero capaz de trabajar en equipo, “competencias transversales” explica Patricia Medina, portavoz de los miembros de la Lanzadera, “esto es lo que más van a buscar los empresarios hasta el 2020, según el Foro de Davos”.

Las competencias técnicas, la formación son virtudes demasiado comunes para diferenciarse, porque, “como no hay trabajo la mayoría nos dedicamos a formarnos”, pero, “si preguntas a los empresarios echan en falta a una persona resolutiva, echan en falta a un líder, y por mucho que estudies si no te formas en eso no te sirve de nada”.

Competencias transversales que pueden aprenderse. Este martes, en la plaza de los Reyes, la iniciativa Lanzadera de Empleo ha salido a la calle para realizar un encuentro entre los participantes y padres emprendedores que han dado ejemplo a los jóvenes y, de paso, ofrecer talleres para los más jóvenes. Una de esas dinámicas está pensada para desarrollar, de una tacada, la creatividad, el liderazgo y el trabajo en equipo: Tres chavales juegan con unos dados en cuyas caras no hay números sino dibujos, con cada tirada habrá una nueva combinación de iconos con los que, entre los tres, deberán desarrollar una historia.

A su lado, los más pequeños ponen en común, qué quieren ser de mayores: bombero, médico, cantante… El problema, apunta Patricia Medina, es que tal vez, cuando les llegue el momento, esas profesiones hayan desaparecido.

El consejero responsable de la iniciativa, Jacob Hachuel, titular de Presidencia, Gobernación y Empleo, ha visitado el stand en la plaza de los Reyes para seguir de cerca la evolución de la Lanzadera que, desde su inicio, poco antes del verano, ha logrado colocar a dos de los participantes, y otros cinco rechazaron una oferta de empleo, “por diversas razones”. Hachuel insistió en su intención de renovar la iniciativa con una segunda edición que, de momento, está en el aire.