TARAJAL II

Marruecos calcula que casi la mitad de los porteadores ha desistido y ha vuelto a sus lugares de origen

Marruecos calcula que casi la mitad de los porteadores ha desistido y ha vuelto a sus lugares de origen
Archivo.
Archivo.  

Tres meses después de su último día de actividad, Tarajal II sigue cerrado y mudo, sin noticias fiables sobre su futuro, cada días más incierto. En estos meses, según cálculos de las autoridades marroquíes trasladados a miembros de la Delegación de Gobierno, alrededor del 40 por ciento de los porteadores procedentes del sur y las zonas rurales de Marruecos que habían acudido a trabajar en el porteo, han desistido ya y han regresado a sus lugares de origen ante la evidencia de que Tarajal II no volverá a abrirse al paso de mercancías.

Un efecto con el que ya contaban las autoridades marroquíes, según sus cálculos más de un tercio de los porteadores no vivía exclusivamente de esa ocupación y era solo una mejor fuente de ingresos y otro tanto son personas que emigraron desde el interior y el sur de Marruecos para empadronarse en Tetuán y poder así dedicarse al porteo. Según estas cuentas, el verdadero problema afectaría al resto de los porteadores, para los que sí era su único medio de vida.

Marruecos sigue sin dar una explicación oficial sobre sus planes para el comercio transfronterizo, al que considera “contrabando de subsistencia”, al tiempo que da señales constantes de que no piensa reabrir Tarajal II y que el porteo pertenecer ya al pasado. Dos años y medio después de su apertura, todo indica que el paso fronterizo que gestionaba el tránsito de ida y vuelta de los alrededor de 3.000 ciudadanos marroquíes que a diario se dedicaban a llevar a pie al Reino alauita todo tipo de mercancías adquiridas en la ciudad autónoma y que pasaban a Marruecos libres de cargas aduaneras, no volverá abrirse como todo parece indicar aunque ni desde Marruecos ni tampoco desde la Delegación de Gobierno aclaren la situación.